thumbnail Hola,

El Bayern de Múnich pasó por encima a un Arsenal que llegaba tocado de moral tras su eliminación de la FA Cup por parte de un segunda división

El Bayern de Múnich arrolló al Arsenal en el Emirates Stadium en un partido en el que al minuto 20 ya se puso 0-2. Los locales llegaban muy mermados anímicamente después de caer eliminados en la FA Cup a manos del Blackburn Rovers, equipo de la First Division de inglaterra.

Tras el partido de ayer, la moral de los gunners seguirá por los suelos. Su técnico, Arsene Wenger, sacó al terreno de juego un equipo muy "jugón", con Jack Wilshere, Mikel Arteta, Santi Cazorla y Aaron Ramsey en el once titular. Lukas Podolski estuvo desaparecido a pesar del gol que marcó gracias al error de Manuel Neuer, que no se le puede permitir a un portero de su nivel un fallo así a la salida de un córner en unos octavos de final de la Champions League.

Además, Theo Wallcott se encontró muy sólo en la primera mitad. El inglés jugó en una posición similar a la del 'falso nueve' que tanto les gusta a Pep Guardiola y Vicente Del Bosque, pero no sirvió de nada. En defensa, Mertesacker se mostró muy inseguro en las jugadas a balón parado a pesar de su envergadura, al igual que Thomas Vermaelen, que tuvo que jugar de lateral izquierdo tras las ausencias de Gibbs y Monreal. El inglés no pudo jugar por lesión y el español ya ha disputado la Champions con el Málaga esta temporada, lo que le priva de jugar la misma competición con otro club.

Por parte del Bayern, Jupp Heynckes apostó por una medular con Javi Martínez, que disputó un gran encuentro, y Toni Kroos, probablemente el mejor jugador del partido. El ex del Athletic Club de Bilbao se alternó en las subidas al ataque con el centrocampista alemán. Podría decirse que ambos se cubrieron las espaldas mutuamente, a pesar de que el equipo alemán no ganó en la posesión de balón (58%-42%).

Philipp Lahm se incorporó al ataque una y otra vez. Fue un puñal por la banda derecha. El propio lateral asistió a Mario Mandzukic en el tercer gol del equipo bávaro, que prácticamente sentencia la eliminatoria ya que el arsenal deberá de marcar tres goles como mínimo en el Allianz Arena, cosa que parece poco probable.

Artículos relacionados