thumbnail Hola,

Valencia repitió los errores del Real Madrid ante el PSG

Los de Valverde volvieron a repetir una actuación muy por debajo de las expectativas, con fallos muy parecidos a los del partido contra los de Mourinho

Últimamente cuantas más esperanzas hay depositadas en el Valencia, mayor es la decepción después. Ocurrió el día del Real Madrid, cuando el Valencia venía de hacer un gran partido en el Bernabéu y parecía que podía darles un susto a los de Mourinho. Y lo mismo pasó ayer, en una eliminatoria en la que se esperaba máxima igualdad, los de Valverde naufragaron otra vez, y casualmente o no, volvieron a repetir los errores de días atrás ante el conjunto madridista.
Valencia
LOS ERRORES QUE EL VALENCIA VOLVIÓ A REPETIR
1 Falta de un mediocentro defensivo para evitar las contras que volvieron a ser la causa de los goles.
2 Apostar por una defensa adelantada y dejar muchos espacios a la espalda de la defensa.
3 Insistir con Guardado en el lateral cuando ya se vio con Di Maria que el mexicano lo pasa mal. Lucas Moura lo destrozó.
4 No ocupar el extremo derecho con un hombre que pusiese en problemas a Jallet, el hombre más flojo de la defensa del PSG.
5 Volver a optar por Jonas a pesar de su baja forma y no hacerlo por Valdez o Canales, que luego se vio que mejoraron al equipo.


El partido era un 'déjà vu' continuo, con un centro del campo muy blando que no conseguía recuperar balones, y lo que es peor, que perdía la posesión con muchísima facilidad permitiendo las contras del rival. Lucas Moura penetraba como un cuchillo por la banda de Guardado, como antes en ese mismo escenario, lo hizo Di Maria. No es que los jugadores del PSG se vistieran de madridistas, más bien fue que el Valencia volvió a sacar del armario el traje de equipo inferior y acomplejado, que en menos de media hora había tirado una eliminatoria muy importante para la entidad.

La clave volvió a estar en el centro del campo, que una vez más, no existió. Parejo y Tino Costa no son jugadores que normalmente den el nivel, y si a eso le unimos el pésimo partido de Banega ayer, el resultado de la ecuación es, desgraciadamente para el Valencia, tremendamente desfavorable. La presión no fue efectiva, y mucho menos aún los pases cuando se disponía de la posesión del balón. Un PSG al 50% bailó por muchos momentos al equipo de Valverde, que únicamente se limitaba a observar como los galos hacían sangre cada vez que se acercaban al área. La defensa volvió a adelantar inexplicablemente la línea, llevándola casi al círculo central, dejando a la espalda de Ricardo Costa y Rami, cuarenta metros. De todos es sabido que los centrales del Valencia no son ni mucho menos gacelas, pero hay días que, sinceramente, Valverde lo debe pensar.

Jonas volvió a firmar un partido lamentable, ido completamente del mismo sin ayudar a Soldado arriba y sin ofrecerse a recibir el balón a los centrocampistas. El equipo mejoró con la entrada de Canales y Valdez, pero ya era tarde, la herida que había conseguido el equipo parisino era bastante profunda. Un halo de esperanza recorrió Mestalla cuando Rami puso el 1-2 e Ibrahimovic se autoexpulsó. Pero seamos sinceros, el Valencia es muy poco probable que pueda darle la vuelta a la eliminatoria, y si es jugando como ayer, imposible.

Artículos relacionados