thumbnail Hola,

Valencia y PSG, una crisis autoinflingida contra el nuevo rico de Europa

El cuadro de Mestalla ha encadenado numerosos errores financieros en la última década y enfrente tendrá a un club que dejó de preocuparse por el dinero en cuanto cambió de dueños

Muchas cosas diferencian a Valencia y PSG, pero probablemente la más importante a día de hoy sea la diferencia en cuanto a ingresos. El PSG es un club comprado por unos multimillonarios jeques, que se pueden permitir el lujo de traer a los mejores jugadores del mundo. Por su parte el Valencia es víctima de la mala planificación de temporadas anteriores, y recientemente ha tenido que ser rescatado por la Generalitat Valenciana para poder hacer frente a las deudas.

Valencia
LOS 5 PEORES ERRORES DEL VALENCIA CF
1 Firma del contrato de la construcción de un nuevo campo que después de más de tres años sigue parado. Pérdidas de 150 millones de euros.
2 Perdonar dinero al Lazio en el traspaso de Mendieta, y a cambio aceptar a los jugadores Corradi y Fiore. La cantidad perdonada fue de unos 20 millones de euros.
3 Fichar a Juan Villalonga como gestor del club, cesarlo a la semana de estar en el puesto y tener que pagarle 10 millones de euros en concepto de despido.
4 Fichar a Francesco Tavano procedente del Empoli por 10 millones de euros. El jugador no llegó a una docena de partidos con el club.
5 Firmar al holandés Patrick Kluivert con una de las fichas más altas de la historia del club. El delantero jugó 11 partidos e hizo 1 gol.
Muchos son los problemas que ha pasado -y pasa- el Valencia. El club no tiene un presidente como tal, tiene un gestor puesto a dedo por el banco al que el club le debe el dinero. El equipo de la capital del Turia ha tenido que ver como sus estrellas han ido emigrando año tras año para que la institución tuviese liquidez. Albiol camino de Madrid, Villa de Barcelona, Mata y Silva pusieron destino a Inglaterra, y este último verano, Jordi Alba acompañó al 'Guaje' a la ciudad condal. Gran parte de aquel dinero no fue destinado para reforzar el equipo, sino para afrontar la multitud de deudas que atraviesa el club, con el consiguiente bajón en la calidad de la plantilla. A día de hoy, el Valencia, no tiene ningún jugador del nivel de aquellos, lo que hace muy complicada una venta millonaria.

Uno de los anteriores presidentes del club, Juan Soler, decidió que el equipo merecía el mejor estadio de Europa y firmó un contrato para emigrar a un nuevo campo. Estadio que a día de hoy está por terminar, con un gran agujero financiero por el que se ha ido perdiendo dinero en grandes cantidades. Los plazos se han ido atrasando y el campo en estos momentos se encuentra parado. Un monstruo de hormigón en mitad de la Avenida Cortes Valencianas. El Valencia firmó un contrato por el cual construiría un estadio por valor de 350 millones, de los cuales invirtió 150, que de momento, han caído en saco roto. Los sponsors fuertes del club, viendo la situación, lo fueron abandonando, y los ingresos disminuyeron de forma drástica.

Soler es señalado como el gran culpable de todo lo que está pasando el Valencia. El punto culmen fue el estadio fantasma, pero hubo muchas cosas más. Fichajes millonarios que apenas se pusieron 10 veces la elástica del Valencia y ofrecieron un pésimo rendimiento, casos de Di Vaio, Corradi, Del Horno, Kluivert, Viana, Caneria -al cual se le firmó por 8 años- y Tavano. Se llegó a contratar a Juan Villalonga como gestor del club y a la semana se le despidió, tuviéndole que abonar 10 millones de euros en concepto de despido. Toda esa herencia el Valencia la sigue pagando y no parece que a corto plazo pueda saldar la deuda.

Llorente no ha parado de buscar comprador para el club, pero nunca ha llegado ninguno fiable. Falsas empresas con sus respectivos empresarios fantasma han llamado un par de veces a la puerta del Valencia, pero a la hora de poner el dinero huyeron y nunca más se supo. Vista la insostenible situación, el Gobierno valenciano decidió hacer frente a la mayoría de acciones de la 'Fundación Valencia CF' y serán ahora quien lo gestione, si bien, Llorente seguirá siendo el Presidente de la entidad como hasta ahora.

En la antítesis del Valencia se encuentra el PSG. Un club que lleva mucho tiempo sin levantar un título y que juega en una liga menos importante que la española. Los parisinos tuvieron la suerte de que los petrodolares qatarís llamaron a su puerta, y a día de hoy son el club más rico de Europa junto al Manchester City. Ibrahimovic, Thiago Silva, Lavezzi, Lucas Moura y un largo etcétera han pasado a engrosar la nómina del club, que a día de hoy cuenta con una de las plantillas más potentes del continente.

Artículos relacionados