thumbnail Hola,

Karim Benzema, Gonzalo Higuaín, y la sombra de Falcao

El bajón de nivel de ambos atacantes, y los flirteos de Florentino Pérez y Mourinho con el colchonero, inducen al francés y al argentino a la certeza de ver la puerta de salida

Cíclicamente, una imagen se repite en el área técnica desde que José Mourinho es el mánager del Real Madrid. Irascible y gestual como pocos, el portugués acostumbra a denunciar vehementemente algunos incomprensibles fallos de sus delanteros. El último episodio del encendimiento del mánager se dio en la derrota en Granada, donde Benzema, más pusilánime que de costumbre, desperdició una ocasión de gol con la portería vacía. Con ostensible cabreo, Mourinho se revolvió lanzando improperios, buscando la complicidad de sus subalternos ante el grosero error de su atacante.

Auque populosa, la reacción del mánager responde a una realidad preocupante para el Real Madrid. El nivel de Benzema e Higuaín es defectuoso. El argentino acumula ocho tantos en la Liga BBVA, por seis del francés. Trece jugadores suman más redes que ellos dos: Messi (31), Ronaldo (21), Falcao (18), Aduriz (12), Rubén Castro (12), Soldado (11), Piti (10), Óscar (9), Negredo (9), Vela (9), Iago Aspas (8), Riki (8) y Helder Postiga (8).

Transcurridas casi tres temporadas completas desde su llegada al Madrid, la gestión de Mourinho de sus atacantes ha sido cambiante. El primer curso estuvo marcado por la lesión de hernia discal de Higuaín, que lejos de promocionar a Benzema, ilustró la falta de confianza del mánager en el francés. Mourinho ordenó contratar a Adebayor, a quien eligió en los partidos más importantes de la temporada. Jugó la ida de las semifinales de la Champions League ante el Barcelona y la final de la Copa del Rey. Benzema estuvo inédito en esos dos encuentros. En el partido de vuelta ante el Barcelona, Mourinho alistó a Higuaín, recién incorporado al grupo. Fue sustituído en el descanso por Adebayor.

La situación giró el año pasado. El despegue definitivo de Benzema opacó a Higuaín, más pendiente de sus litigios contractuales que de sumar en el día a día. Benzema fue titular en los dos partidos ante el Bayern de Munich y en el clásico que decidió la Liga en el Camp Nou. Higuaín ni siquiera acumuló treinta minutos sobre el verde.

Bajo sospecha, ambos delanteros inician en las próximas fechas, de vitalidad ascendente, una carrera por la supervivencia. “Falcao marca goles, y además marca los días importantes”. Esa frase, se atribuye a Mourinho, quien nunca ha alcanzado la plenitud con Benzema e Higuaín. Los flirteos de Florentino Pérez con el atacante del Atlético de Madrid durante una cena, terminaron por desconcertar a los delanteros del Madrid. “Están en una carrera de cuatro meses por mantener su puesto en el Madrid. Sólo puede quedar uno”, resume un intermediario. “Es un año de elecciones, y los nombres que más ilusionan son los grandes delanteros, y eso los jugadores lo saben”. Benzema e Higuaín están en el asiento caliente.

Artículos relacionados