thumbnail Hola,

Para el Real Madrid, un 34% de goles encajados a balón parado, es demasiado

El equipo blanco volvió a sufrir ante el Granada un gol llegado desde un córner. Uno más, y van trece en esta temporada. Es algo más que un punto negro. Alberto Piñero lo analiza

El Real Madrid perdió sorpresivamente este pasado sábado en el estadio de Los Cármenes de Granada. No era su día. El equipo nazarí se quedó con los tres puntos sin haber tirado a puerta siquiera. El gol llegó en propia puerta. Y encima de Cristiano Ronaldo. El primero en toda su carrera. Si a ello se le suma la acuciante sequía de fútbol, la falta de puntería, y los fallos en las jugadas a balón parado, el resultado no podía ser otro que el que fue.

Ha quedado eclipsado por cierto el hecho de que el gol nazarí llegó en un córner. Quizás por la derrota en sí, por la jornada de partidos internacionales, o por el hecho de que fuera Cristiano Ronaldo el autor involuntario del gol. Y no es precisamente baladí que el Real Madrid haya vuelto a encajar un gol a balón parado. No por ser noticioso, desgraciadamente para los intereses merengues, sino por todo lo contrario. Porque parece no terminar de despertar de esa pesadilla.

Fue uno de los grandes puntos negros del Real Madrid de Mourinho en las dos temporadas anteriores. Este curso es sólo uno más. Pero uno importante al fin y al cabo, pues son nada menos que trece goles los que lleva ya encajados a balón parado en estos más de cinco meses de competición. Y más de uno y más de dos, claves en el devenir de los partidos y resultados. Mismamente, ante el Sevilla en la primera vuelta de Liga (1-0), justo cuando al cuadro hispalense le toca visitar el Santiago Bernabéu medio campeonato después.

Dicen los porteros que las jugadas a balón parado son de las suertes del fútbol más difíciles de defender, porque hay muchos jugadores en el área, muchos potenciales rematadores, y semejante caos es difícil de tenerlo controlado. Es también una de las suertes que más deben practicar los equipos pequeños, conscientes de que, ante la dificultad de encarar la portería contraria, las jugadas a balón parado son de las pocas ocasiones que se le pueden presentar en que las fuerzas de ambos equipos parten igualadas. Pero todo un Real Madrid, donde están algunos de los mejores jugadores del mundo, debe estar por encima de todo ello. O al menos, no tan por debajo.

Y es que, sin contar otros tres goles más de penalti, el Real Madrid ha encajado nada menos que un 34% de goles a balón parado de un total de 38 tantos recibidos en lo que va de temporada. Un balance que es mayor aún si se cuenta únicamente en la Liga: ocho de veintiuno (38%). Demasiado para un equipo como el Real Madrid construido para competir por todo.

Relacionados