thumbnail Hola,

José Mourinho, los jugadores y una 'autogestión' que duró un mes

La prensa aseguró que la plantilla del Real Madrid se había conjurado para salir de la crisis. Tras la primera derrota de 2013, parece que aquello de la 'autogestión' ya no sirve

OPINIÓN

El Real Madrid empezó el año como un tiro. El equipo ganaba y parecía recuperar, poco a poco, algo del nivel ofrecido durante la pasada temporada. Cristiano Ronaldo arrasaba, Özil se gustaba, Khedira brillaba y la defensa se mostraba sólida. Pese a tener la Liga BBVA perdida, la esperanza había vuelto a un Santiago Bernabéu que aún sueña con Champions League y Copa del Rey.

Los artífices del buen momento eran los jugadores. 'Autogestión', fue la palabra que aplicó un amplio sector de la prensa para definir lo ocurrido. José Mourinho pintaba entre poco y nada. El portugués, como si de un jarrón se tratase, formaba parte del escenario, no del guión. Balsa de aceite en un Real Madrid al que todo le salía bien.

La 'Autogestión' es el término que utilizan los medios de comunicación durante una buena racha para desestabilizar a un entrenador. Dado que la crítica futbolística quedaría vacía viendo el marcador, se opta por desprestigiar el papel del técnico.

Suponemos que Iker Casillas (con permiso de Sara Carbonero) era el encargado de hacer las alineaciones, ocupándose Sergio Ramos del aspecto táctico. Mourinho había pasado a ser un simple utillero. Y las cosas iban bien. Muy bien. Incluso los topos tenían total libertad. Alguno de ellos llevó su eco hasta la televisión mexicana. Un mundo ideal. Y todo gracias a la 'Autogestión'.

Pero el uno de febrero, el Real Madrid perdió 1-0 en Granada, firmando, además, uno de los peores encuentros de la temporada. Iker Casillas, de vacaciones en Canarias, no tenía la culpa. Tampoco sus compañeros. No. El máximo culpable era, como siempre, José Mourinho. ¿Y la 'Autogestión'? No sabemos. Eso no existe cuando hay derrotas de por medio.

El técnico (o utillero, como queráis) luso compareció ante los medios de comunicación. Y no habló de fútbol. ¿Para qué? No tiene ningún sentido que el jarrón de Valdebebas analice lo ocurrido en Granada. Eso deben hacerlo los líderes del equipo. Los de la 'Autogestión'.

Así las cosas, lo único que sacamos en claro es que Mourinho es el jarrón más importante de la historia del fútbol. Eso, y que la 'Autogestión' sólo aparece cuando los jugadores rinden a su nivel y logran victorias. Si no lo hacen, el responsable es el míster. Veremos si ante el Sevilla vuelve la anarquía (victoria) o se mantiene la crisis (empate o derrota). Sea lo que sea, un sector de la prensa nos lo hará saber mediante un enorme ejercicio de honestidad. ¿Verdad?

Artículos relacionados