thumbnail Hola,

Cristiano, 19 partidos después, vuelve a tener motivos para estar triste

El astro portugués, hace exactamente una vuelta, confesó ante los medios estar triste y se especuló con una posible marcha del luso. Esta vez, tiene más motivos

Cristiano Ronaldo vuelve a ser protagonista de todas las miradas, y no por sus logros deportivos, sino por las respuestas, reacciones o consecuencias de un mal gesto o un mal partido. El Real Madrid cayó anoche en el Nuevo Los Cármenes en un partido horrible del cuadro comandado por José Mourinho, un partido en el que el primer tiro a puerta del conjunto merengue no llegaría hasta principios de la segunda parte.

Pero, sin que sirva de precedente, para que el Granada se llevara los tres puntos para casa Cristiano Ronaldo tuvo que realizar el único tiro a puerta del Granada en todo el partido. A la salida de un córner, Ronaldo cabecea la pelota, rozándola lo justo para que el balón se cuele dentro de la portería defendida por Diego López.

Fue el único disparo del Granada a puerta, y fue obra de Cristiano Ronaldo. El astro portugués trató de ponerse la capa de superhéroe y acabar el solito con la defensa nazarí, pero en ningún momento estuvo acertado y sus disparos fueron bien despejados por un seguro Toño.

Allá por el mes de septiembre, con la Liga recién comenzada. Cristiano admitió delante de las cámaras "que estaba triste". El luso no pasaba por un buen momento en el Real Madrid y así lo hizo saber a la opinión pública, una tristeza que con el paso de los días se fue disipando mientras que la prensa seguía especulando los por qué de dicha "depresión" por la que atravesaba el portugués.

El Real Madrid en ese momento acababa de comenzar la temporada y las ilusiones estaban por todo lo alto con el objetivo de ganar de nuevo la Liga e intentar cosechar Copa y Champions.

Sin embargo, Cristiano Ronaldo, pasada justamente una vuelta liguera desde que pronunciase esas palabras, tiene ahora más motivos para presentarse ante las cámaras y mostrar su decepción. El equipo se encuentra a día de hoy a 15 puntos del Fútbol Club Barcelona, que aún no ha jugado, y se podría poner a siete puntos del segundo clasificado, el Atlético de Madrid, si consigue ganar al Betis en el Calderón dentro de unas horas. Los eternos rivales del club le superan en la tabla y no solo eso, también tiene otro duro competidor a nivel individual.

Leo Messi sigue acaparando los elogios y los trofeos individuales. Le volvieron a dar el Balón de Oro y, en número de goles, cuando Ronaldo hace un papel espectacular con su equipo, Messi se encarga de eclipsarlo con otra actuación magistral.

Además de tener ambos aspectos en desequilibrio, el equipo tiene ante si tres finales que determinarán el fracaso absoluto o la recuperación de una temporada muy irregular. El Madrid se la juega en Copa ante el Barcelona en el Camp Nou con un resultado en la ida (1-1) que favorece a los de Tito Vilanova. Y en Champions, el verdadero sueño de los madridistas, el poderoso Manchester United espera abrir aún más la brecha que se ha destapado en Chamartín.

Malos momentos para un Cristiano Ronaldo que ahora sí tendría motivos para ponerse triste, en una situación en la que debe tener los galones para inflar de moral a una plantilla que parece haber perdido el apetito por ganar.

Artículos relacionados