thumbnail Hola,

A sus 37 años, el ex-internacional británico aportará al conjunto parisino mucho más de lo que pueda parecer a simple vista

ANÁLISIS

¿Quién diría que un fichaje pueda considerarse "para el futuro" tratándose de un jugador de 37 años? David Beckham, uno de los últimos traspasos en este mercado invernal, tan sorprendente como mediático, aportará al Paris Saint Germain, su nuevo equipo, diversos factores más allá del fútbolístico. Analicémoslo:

Operación de marketing

Uno de los rostros y cuerpos más esculturales de los últimos tiempos en el mundo del fútbol. Desde que su figura emergió en el Manchester United, David Beckham ha sido un filón en ventas de camisetas, anuncios publicitarios y ha sido capaz de arrastrar multitudes a su paso, en cualquier extremo del planeta. Ya fuera en Inglaterra, Los Ángeles, Milán o Madrid. Su llegada a París no hará sino corroborar su condición de estrella mediática tanto dentro como fuera del terreno de juego.



Reflejo para los más jóvenes

Si bien la figura de Beckham siempre ha trascendido de lo futbolístico, sus cualidades sobre el verde le han hecho vestir las camisetas de varios de los mejores equipos del mundo. Siempre un señor, gran compañero y rival, condecorado con la orden de 'Sir' por la Reina Isabel II de Inglaterra, inculcará a los más jóvenes del PSG unos valores que pocos profesional pueden presumir de tener. Y nadie ha podido resistirse a ese majestuoso golpeo con la pierna derecha...

Su sueldo, a la caridad

... Y como muestra, un botón. Hablando de valores a transmitir, su primer ejemplo es digno de admiración. En la rueda de prensa de presentación con el conjunto parisino, llena de expectación durante la tarde de ayer, Beckham comentó que no tocará un sólo euro del salario que percibirá hasta final de temporada. El que fuera internacional inglés durante cerca de una década ha decidido donarlo íntegramente a los niños pobres de París. Chapeau!

Seguirá ligado al PSG

La aventura de David Beckham en el club del Parque de los Príncipes no terminará en junio. A pesar de haber firmado un contrato hasta final de temporada -colgará las botas en ese momento-, los dirigentes del equipo parisino ya han confirmado que el popular jugador seguirá ejerciendo ligado al PSG. A buen seguro Beckham será una de las imágenes en las relaciones institucionales e internacionales del actual líder francés.

Se trata por tanto de una inversión a largo plazo. Los 37 años del centrocampista británico dejarán su huella durante unos meses en el Parque de los Príncipes, mas su influencia a nivel mundial se extenderá en el tiempo. Y vosotros... ¿habríais apostado por la incorporación de David Beckham?

Artículos relacionados