thumbnail Hola,

Los centrales de Real Madrid y Athletic de Bilbao, respectivamente, crecen a un ritmo espectacular y podrían ser piezas fundamentales en la selección gala de la próxima Euro

Raphael Varane y Aymeric Laporte son dos de las grandes revelaciones del momento en España. Ambos han aparecido con fuerza en nuestro fútbol, demostrando que los más jóvenes están preparados para triunfar en un futuro a corto plazo.

Nacidos en 1993 y 1994, respectivamente, los zagueros de Real Madrid y Athletic de Bilbao han comenzado 2013 alcanzando un nivel muy alto, situación que les permite aspirar a grandes objetivos en los próximos años, tanto en sus equipos como en la selección francesa.

La elegancia y efectividad de Varane conecta a la perfección con la contundencia y fortaleza física de Laporte. Por tanto, no es extraño pensar que ambos puedan ser parte importante de Francia en la Eurocopa 2016, siempre y cuando mantengan su crecimiento actual.

Aymeric Laporte | Athletic Club de Bilbao
ESTADÍSTICAS DE LA TEMPORADA 2012/2013
Partidos 8
Posición Defensa central
Edad 18 años
Equipo Athletic Club de Bilbao

Especialmente llamativo es el caso de Varane, que ha pasado de contar con pocos minutos en el Real Madrid a convertirse en el jugador estrella en todo un Clásico como el que se disputó el pasado miércoles en el estadio Santiago Bernabéu.

El ex del Lens ofreció una jerarquía impropia de un chaval de 19 años. Se convirtió en el jefe de la defensa y brilló en todas las acciones. Rápido en el corte, agresivo en la marca, limpio en la salida con el balón y peligroso en las subidas al ataque. De hecho, suyo fue el único gol del Real Madrid.

Si Varane es capaz de alcanzar la perfección en el partido más exigente del mundo, qué no podrá hacer a lo largo de los próximos años.

Laporte, mientras tanto, ofrece una evolución más pausada, pero igual de positiva. Marcelo Bielsa, de hecho, considera que el joven central debe ser una de las piezas básicas del Athletic de Bilbao en los próximos años. Debutó hace pocas semanas y, pese a ello, ya se ha convertido en un líder dentro del campo. Carisma y ambición al servicio de un club que necesita, ahora más que nunca, la aparición de gente joven que tenga ganas de tirar del carro.

Así las cosas, y mientras en el Bernabéu y San Mamés disfrutan de ellos, Francia se frota las manos imaginando lo que pueden llegar a ser Varane y Laporte en poco tiempo. No estamos locos si pensamos que, de seguir así, son candidatos a ser pieza clave en la selección gala de la Eurocopa 2016.

Artículos relacionados