thumbnail Hola,

Conocidas las alineaciones del Real Madrid para el Clásico, la portería será defendida por el cancerbero gallego. Duro golpe para Adán. El corresponsal Alberto Piñero lo analiza

Llegaba el Real Madrid a este Clásico con muchas dudas en su alineación titular. Las bajas de Iker Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Fabio Coentrao, Nacho Fernández y Ángel Di María le dejaban poco margen de movimiento a José Mourinho. O mejor dicho, un margen en el que no le hubiera gustado nunca moverse, por tratarse de jugadores de los menos habituales ante uno de los mejores equipos del panorama mundial. Especialmente en lo que se refiere a la portería, con la espinosa disyuntiva entre Antonio Adán y Diego López. Y es que, tomara la decisión que tomara, tendría tantos puntos en contra como a favor.

Por un lado, Antonio Adán era el portero titular para el cuerpo técnico hace sólo un mes. Mejor que Casillas para ellos incluso. Ahora que no está el capitán merengue, no debería haber dudas de que el puesto de titular debería ser para él. Podían haber elegido ser dueños de sus silencios, pero ahora Mourinho y sus ayudantes son presos de sus palabras.

Y más allá de la imagen que proyecte al exterior, también se trata de la imagen hacia el propio vestuario. Pues si Diego López, con tres entrenamientos contados, es ya titular en un Clásico, el golpe moral que supondría para Antonio Adán puede ser definitivo para un cancerbero que ya ha acusado los nervios y la tensión de encontrarse en mitad de una guerra.

Claro que por otra parte, la opción de Diego López respondería con una lógica aplastante a la celeridad con la que se ha movido el Real Madrid en el mercado de fichajes. Antonio Adán ya estuvo con medio pie fuera del club blanco este pasado verano, y el cancerbero gallego ha fichado hasta 2017, con lo que es de suponer que su papel en el Real Madrid desde la pasada semana hasta dentro de cuatro años y medio sea precisamente el de suplente de Casillas. Por delante del propio Adán.

Asimismo, y pese a que llega de no jugar en el Sevilla, Diego López es un portero mucho más acreditado que Adán tras su paso por el primer equipo del Real Madrid, Villarreal y el propio Sevilla. Con lo que, tratándose de un partido de relumbrón, el gallego debería estar mejor preparado que el de Mejorada, a excepción de por su relación y su coordinación con sus compañeros de equipo.

Difícil papeleta la que tenía José Mourinho, que hiciera lo que hiciera, se vería señalado por una parte del madridismo, la que habría optado por la decisión contraria. Se decantó finalmente por Diego López. Las cartas están ya sobre la mesa por tanto. Habría sido todo mucho más sencillo y natural sin la 'mourinhada' de navidades con Iker Casillas y Adán en Málaga, pero sea como fuere, ahora todos saben lo que hay. Ya el fútbol colocará a cada uno en su lugar.

Artículos relacionados