thumbnail Hola,

La lesión de Casillas, unida a su edad y a la de Victor Valdés y Reina hace que el seleccionador deba comenzar a pensar en un portero que tome la alternativa después de Brasil 2014

En la última década, España se ha convertido en el mayor productor mundial de porteros. El trabajo específico y la implantación definitiva de los entrenadores de posición hace ya varios lustros ha fructiferado en una generación impresionante. Este ramillete de excelentes porteros también ha coincidido con la eclosión del mejor de la historia de España, Iker Casillas, lo cual ha opacado a muchos arqueros superlativos.

A los 32 años, el comienzo de la sucesión de Iker Casillas parece algo próximo. La lesión ya ha propiciado el regreso de Diego López en el Real Madrid y también tendrá incidencia en España. En la selección, la baja del campeón del mundo entregará la alternativa a Víctor Valdés, y asimismo, abrirá un resquicio para un tercer portero. Desde que Vicente del Bosque eligió al portero del Barcelona para jugar el Mundial de Sudáfrica, en 2010, nadie ha alterado el triunvirato formado por los porteros de los dos grandes y Pepe Reina.

Todo apunta a que después de la Copa del Mundo de Brasil se abrirá un nuevo paisaje en la selección española. Para muchos veteranos, la cita mundialista será seguramente la última parada de un viaje increíble. También se producirá esto en la portería. De cada a la Euro 2016 de Francia, hay motivos para presagiar que el arquero de la selección no será Casillas, Valdés o Reina, que contarán con 35, 34 y 34 años respectivamente.

Sería inteligente y previsor aprovechar la ausencia de Casillas para empezar a introducir al portero llamado a tomar el puesto de titular en la selección en un futuro medio. No hay un arquero en España que acumule tanta experiencia y proyección con tanta juventud como David de Gea, titular en todas las categorías inferiores de España.

Aunque le está costando adaptarse al fútbol inglés y a la exigencia del Manchester United, De Gea es un portero, que con 23 años, lo tiene todo. Una exuberante planta, unos reflejos superlativos y una depurada técnica hacen de él una opción segura. Igualmente reúne los factores que hacen de un portero bueno, uno grande. Mentalmente es un jugador granítico, capaz de hacerse un coloso en la portería del Atlético de Madrid con 18 años.

Es precisamente esta juventud la que desmarca a De Gea de otros candidatos, que también han hecho méritos de sobra para ser llamados por Vicente del Bosque. Andrés Fernández (26), Roberto (26), Moyá (28) o Guaita (25). Quizás el portero del Valencia, si confirma con la titularidad lo que punto por punto enseña en sus esporádicas apariciones, sería una opción de mayor calado que el propio De Gea. Kilo por kilo, es un portero de bandera, no obstante, hasta que no se establezca a tiempo completo parece complicado entregarle el porvenir de la selección.

La inoportuna lesión de Casillas abre exiguamente el momento de la sucesión. Con la portería bien cubierta para el compromiso ante Francia, con Valdés y Casillas, es momento para invertir en futuro con la elección del tercer portero, promocionando a De Gea a una vida con la selección que está llamado a tener en un futuro que está más cerca de lo que parece.

Artículos relacionados