thumbnail Hola,

El Real Madrid ficha a Diego López para relevar a Casillas. El cancerbero que estaba en mejor forma hace un mes, Adán, relegado de nuevo. Alberto Piñero lo analiza

Confirmada la lesión de larga duración de Iker Casillas, las alarmas se han encendido en el Santiago Bernabéu, que puso rápidamente en marcha la maquinaria para completar algún fichaje para la portería merengue antes de que cierre el mercado invernal. El Real Madrid siempre se ha caracterizado por su extensa escuela de porteros, y ahí están los Antonio Adán, Jesús Fernández, el castillista Tomás Mejías, o el mismo Diego López incluso, al fin y al cabo una apuesta del exterior.

Antonio Adán verá así cómo le cierran las puertas en sus mismas narices. Lleva toda la vida en el club blanco esperando a que se abriera un hueco en la titularidad del primer equipo, y ahora que se lesiona el sempiterno Casillas, le ponen otro obstáculo más que superar. Algún día alguien en el fútbol le explicaría que ser el segundo portero en un equipo es algo transitorio, caduco, una posición sujeta a cambios, donde estar siempre dispuesto en caso de que el portero titular fallase. Ahora ve que su etiqueta de segundo portero es algo estanco, perenne, es su tope en el Real Madrid y estará siempre detrás de un primer portero, sea quien sea éste. Una lástima para un buen portero que ha pasado toda su vida en el Real Madrid.

Precisamente con esos mismos alegatos, Adán tildaba hace algunas fechas a los medios de comunicación de hipócritas por haber utilizado su nombre en una guerra mediática de intereses tras su titularidad ante Málaga y Real Sociedad. Ahora se certifica que el de Mejorada andaba con la mirilla desafinada. Que no debía mirar hacia fuera de Valdebebas para buscar a los hipócritas, sino hacia dentro. Que quien le utilizaba era otro, aunque públicamente dijera que había una total confianza en sus posibilidades y que era el guardameta en mejor forma de todos cuantos había en la plantilla.

Pensarán en el Real Madrid que, si efectivamente Antonio Adán se marcha este verano como todo hace indicar, mejor acelerar la búsqueda de un portero suplente para Casillas ahora en invierno que el de Móstoles no está, en lugar de esperar hasta el verano de 2013. Es la única razón que se alcanza a comprender de la decisión de relegar al portero que tienes en mejor forma. Claro que si desde directiva y cuerpo técnico no se confiaba en Adán para afrontar una tesitura como la actual, tampoco se le encuentra sentido alguno al hecho de que no lo dejarán marchar en el verano de 2012.

Artículos relacionados