thumbnail Hola,

Se confirma la lesión del portero, que le podrá tener más de seis semanas en el dique seco. La afición, soliviantada. El corresponsal del Real Madrid Alberto Piñero lo analiza

Dice siempre un amigo que del fútbol no te puedes fiar. Que es traicionero. “Puedes haberle dedicado toda tu vida, toda tu ilusión, sentir que estás muy preparado, que lo sabes todo, que controlas la situación… pero en realidad nunca sabes por dónde te va a salir”. Y la verdad es que no le falta razón en muchos casos. Sólo hay que mirar lo que ha traído consigo el fútbol en el caso de la portería del Real Madrid, donde habrá vertido toda la ironía y el sarcasmo que tenía acumulado.

José Mourinho decide quitarle la titularidad a Casillas. Sin él, el Real Madrid pierde en Málaga. El Bernabéu pita esta decisión. Pero al segundo partido, el técnico se ve obligado a devolverle a su puesto después de que Adán sea expulsado a los siete minutos del partido ante la Real Sociedad. La sanción trae tranquilidad a la Casa Blanca, con Casillas recuperando su sitio bajo palos. Pero no le dura ni cinco partidos ese rol, pues cae lesionado por una patada de uno de los compañeros que más ha defendido al técnico madridista. ¿Es o no es para no echar ni gota? Hay episodios de ‘Lost’ con una trama menos truculenta que ésta incluso.

Y perdido precisamente creo que andará el Real Madrid en los siguientes partidos tras el shock de la grave lesión de Iker Casillas. No todos los días se pierde al portero titular de la noche a la mañana. En Barcelona pasó la semana pasada y todavía arrastran las secuelas de aquel anuncio. El sustituto del ‘1’ en el equipo blanco será Antonio Adán. Es buen portero, conoce a la perfección lo que es el Real Madrid. Pero no le ha beneficiado nada estar en mitad del fuego cruzado. Los nervios le han atenazado en sus últimas actuaciones, y es una pena por el propio cancerbero, porque lleva toda la vida esperando este momento, y le ha llegado en una situación que no es cómoda para él desde hace un mes. Nuevamente ese fútbol traicionero del que hablamos. Será bonito comprobar si puede recuperar el ánimo y la confianza.

Sea como fuere, seguro que el madridismo echará de menos a Casillas. Todo el madridismo además. Incluso aquella facción que pedía su cabeza hace no mucho. Ahora que tienen su dedo pulgar, que no su cabeza, ninguno de aquellos se ha alegrado de la ausencia del capitán. Sintomático de que, o antes disparaban con balas de fogueo, o ahora se han dado cuenta del calibre de la insensatez que pedían.

También le echará de menos el propio Mourinho, claro. Y el resto del equipo merengue. Independientemente de lo bien que lo pueda hacer Adán. Pero es que Iker es único. No es casualidad que haya sido nombrado mejor portero del mundo durante los últimos cinco años. Deseará todo el madridismo que Adán lo borde en este tiempo que esté la portería merengue bajo su custodia. Pero seguro que deseará aún con más fuerza que Casillas vuelva cuanto antes en plenitud de facultades. Si el Real Madrid ya tenía atravesada la temporada, esta lesión le complica la vida sobremanera.

Artículos relacionados