thumbnail Hola,

La fuerte crisis económica que atraviesa el club pasa factura en cuanto ingresos. El club recibe cada año menos dinero para engrosar sus arcas

La consultora Deloitte ha hecho público el informe sobre los beneficios que han obtenido los clubs de fútbol en la temporada 2011/2012.  Dicha clasificación la encabezan Real Madrid y Barcelona con alrededor de 500 millones de euros de ingresos la temporada pasada. El Valencia por su parte, se encuentra en la posición 21, con unos ingresos de 111´1 millones de euros, más de cinco millones de euros menos que la temporada anterior, cuando se llegó a la cifra de 116´8 millones.

¿A que se debe este continuo bajón en los ingresos años tras años? Pues bien, hay diversos factores. Primeramente los derechos de televisión en la liga española. En teoria el Valencia no debería tener queja, pues es el tercer equipo que más ingresa en este concepto. Pero claro, los 40 millones de euros que ingresa el Valencia de las televisiones dista en 100 millones de euros de lo que cobran los dos grandes de la liga, que llegan a 140 millones, una distancia insalvable a la hora de confeccionar la plantilla.

El tema de las ventas de las estrellas -Silva, Villa, Mata, Albiol, Alba- es otro punto de conflicto en cuanto a ingresos, pues si bien el club ha recibido grandes cantidades de dinero por sus jugadores, dichos ingresos ha ido en su mayor parte a pagar deuda. Y por contra, el equipo cada año ha contado con jugadores menos importantes, lo cual se ha visto reflejado en los ingresos por patrocinadores, que son bastante inferiores a los que se conseguían hace tres y cuatro años.

Muchos de esos patrocinadores se perdieron con la paralización del nuevo campo del Valencia. Una vez paradas las obras del estadio, muchos de los patrocinadores que tenían contratos con el club dejaron de invertir, otro golpe más en la línea de flotación de las cuentas de la entidad de la capital del Turia.

Hasta el día de hoy, los ingresos en Champions se han ido manteniendo, pues el equipo ha ido cumpliendo el objetivo de clasificarse, algo que este año no está nada claro. En caso de no entrar en Champions League, los ingresos de cara a la temporada que viene descenderían de manera más drástica aún, algo que el Valencia en su situación no se puede permitir.

Eso son, a grandes rasgos, los motivos por los que el Valencia ha descendido de manera continuada sus ingresos en las últimas temporadas. Parecen lejanos aquellos años de bonanza y de fichajes millonarios, ahora lo que toca es una época de ajustar los presupuestos y recuperar el prestigio perdido.

Artículos relacionados