thumbnail Hola,

El delantero blaugrana ha entrado en la convocatoria del técnico Jorge Sampaoli para el encuentro amistoso que disputarán ante Egipto el 6 de febrero

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) anunció el día de ayer que Alexis Sánchez ha entrado en la convocatoria para el próximo 6 de febrero disputar un encuentro amistoso ante el combinado de Egipto. El delantero chileno que no se encuentra en su mejor momento vuelve a encender las alarmas después de que en varias de sus participaciones con su Selección ha regresado lesionado.

Al público azulgrana ya se le terminó la paciencia con el 'Niño Maravilla' que no ha maravillado al Camp Nou ni a nadie del fútbol español. Nadie duda de la capacidad del delantero, simplemente es que el estilo del Barça no es el más cómodo para el chileno quien llegó del Udinese con un montón de esperanzas e ilusiones bajo el brazo y que hasta hoy no ha podido disfrutar.

Es verdad que cualquier jugador sueña con defender su camiseta y en el Barcelona están conscientes de que muchos de sus jugadores son internacionales y deberán abandonar el equipo para uunirse a su Selección en algún momento, ya sea la española, chilena, argentina y de Camerún. Pero en un encuentro de tan poca relevancia como el amistoso en Egipto, ¿vale la pena para que Alexis se arriesgue?.

Después de que Claudio Borghi fuera destituido como seleccionador del país sudamericano, el nuevo técnico, Jorge Sampaoli se reunió con Tito Vilanova. A diferencia de Borghi, al nuevo entrenador sí le interesa saber qué es lo mejor para Alexis y la manera en que hay que cuidarlo para evitar las lesiones, una cruz que ha cargado desde que aterrizó en la ciudad condal.

A veces es necesario sacrificar algunas cosas para mejorar, así como muchos jugadores blaugranas han utilizado las vacaciones para seguir entrenando, Alexis no haría mal en invertir un par de días en el equipo que sigue esperando todo de él. El Vicente Calderón, estadio donde se jugará el amistoso ante Egipto, puede esperar, pero al Barça y sobre todo a su afición, se le empieza a acabar la paciencia. Si Alexis demuestra que hace todo lo posible por mejorar, el duro Camp Nou puede ser condescendiente, pero de lo contrario, se pedirá su salida para el próximo verano.


Artículos relacionados