thumbnail Hola,

El delantero recibió el alta médica después de ocho meses de ausencia de los terrenos de juego. Con él, el equipo ya se encuentra completo

Por primera vez en la temporada el día de ayer los 25 jugadores azulgranas del primer equipo pudieron entrenar con total normalidad. Todos con el alta médica y recuperados de sus lesiones como David Villa, quien superó la elongación en el bíceps femoral e Isaac Cuenca quien recibió luz verde para volver a jugar después de ocho meses de ausencia tras tener que ser intervenido de su rodilla derecha.

Después del tropezón de los culés en Anoeta el pasado sábado y con un duro encuentro este jueves en La Rosaleda con la ausencia de Tito Vilanova en el banquillo, para los blaugranas es de suma importancia el haber recuperado a sus elementos. Es verdad que Isaac Cuenca no podrá jugar y posiblemente tardaremos en verlo volver al terreno de juego durante pocos o 90 minutos, porque será el cuerpo técnico quien se encargue de donarle el alta deportiva, muy aparte de la médica que ya recibió.

El nombre de Cuenca sonaba como uno de los jugadores que podría abandonar el equipo en este mercado invernal. Una cesión era lo que se buscaba para el delantero catalán, pero era obvio que sin encontrarse físicamente al 100% no se le iban a abrir las puertas. Hoy una posible salida del extremo está prácticamente descartada.

A pesar de que desde el pasado mes de noviembre, el canterano volvió a pisar el césped para recuperar poco a poco la forma, lo hizo al margen de sus compañeros y hasta hace muy pocas semanas ya lo hizo con normalidad. Pero Cuenca deberá pasar por lo mismo que ha pasado David Villa, tener ganas de jugar pero esperar a que toque el turno. Tito Vilanova confía en el jugador y no está en la disposición de dejarlo salir, su labor por el extremo derecho es algo que se echa de menos en el equipo, pero deberá demostrar al técnico que ya está listo.

El polivalente jugador de 21 años puede dar la sorpresa y regresar en plena forma para ayudar al equipo. El segundo ecuador de la Liga ha empezado a correr ya, el equipo necesita a su gente más fresca para sacar adelante los encuentros y las rotaciones serán parte del plan. Con la Champions League y la Copa del Rey también por el frente, Cuenca se une a la batalla para intentar alcanzar con el resto del equipo los objetivos.

Artículos relacionados