thumbnail Hola,

El delantero chileno del Barça comienza a terminar con la paciencia de la afición que ya no está dispuesta a perdonar sus errores ofensivos

Alexis Sánchez tendrá una nueva oportunidad esta tarde en Anoeta cuando el Barça se enfrente a los vascos en la vigésima jornada de la Liga BBVA. Tras confirmarse que David Villa aún no se recupera de las molestias en el bíceps femoral, será el chileno quien pueda entrar en los planes de Tito Vilanova, eso siempre y cuando el técnico no se decante por Andrés Iniesta como su falso extremo izquierdo.

Incluido en la convocatoria que viajó hoy a San Sebastián, el 'Niño Maravilla' sabe que no pasa por su mejor momento y debe estar cruzando los dedos para ser considerado hoy y tener minutos para limpiar la imagen dejada el pasado miércoles en la que por primera vez se escucharon silbidos contra el jugador cuando abandonó el terreno de juego para ser sustituido.

Dos goles cantados fueron la gota que derramó el vaso a la afición que aún no ve cómo los 40 millones pagados al Udinese podrán verse convertidos en goles. Si bien la temporada pasada el chileno daba señales de ser una buena inversión, en el actual curso está dejando mucho que desear. 3 goles repartidos entre la Liga de Campeones y la Copa del Rey, son el único registro del delantero cuando restan pocos meses para terminar la campaña.

Tito Vilanova y el vestuario en general, han arropado al jugador y han blindado su entorno para no llenar de polémica que sin duda sería perjudicial no sólo para Alexis sino para todo el vestuario. Pero a pesar  de tanta protección, ya se empieza a escuchar que el internacional podría salir este verano con un boleto rumbo a Italia y algunos incluso afirman que ya existen algunas negociaciones con la Juventus.

De 19 jornadas de Liga, Alexis ha disputado 13, de las cuales en 6 ha sido titular pero solamente en dos encuentros ha disputado 90 minutos: ante Osasuna y Granada. Sin conocer el gol en la competición doméstica, el delantero sabe que el tiempo se le acaba, terminar la temporada sin una diana sería desastrozo y aceleraría su posible salida. En Anoeta hoy puede tener su oportunidad, pero más allá de tenerla, será su aprovechamiento el que decia su futuro.

Artículos relacionados