thumbnail Hola,

El ex goleador del Rayo Vallecano alcanza su mejor nivel en su primera temporada en la Premier League, donde es una de las grandes figuras.

Miguel Pérez Cuesta llegó en el más completo silencio a la Premier League. Swansea City pagó sólo dos millones de libras por el pase del delantero de Rayo Vallecano, quien en su primera temporada fuera de su país sólo pensaba en afirmarse y en tener una actuación aceptable. Todo lo que pasó después fue una sorpresa muy grata para Michu y para todos los hinchas galeses.

Conocedero del fútbol español como pocos, Michael Laudrup posó sus ojos en el atacante del Rayo y logró su fichaje en el último verano. "Es un fichaje fantástico porque estamos hablando de un jugador que convirtió 15 goles en la Liga español jugando para un equipo pequeño", afirmó el entrenador danés, que era el único que podía imaginar este presente de gloria.
LOS GOLES DE MICHU EN EL SWANSEA
COMPETICIÓN
Premier League
FA Cup
League Cup
TOTAL
G (PJ)
13 (20)
1 (1)
2 (3)
16 (24)

Michu debutó a los 17 años, jugando para Real Oviedo un partido de Tercera División -la cuarta categoría en España-. Tras convertir tres goles ese año, fue titular en el ascenso de la temporada siguiente, en la que anotó cinco tantos -uno de ellos en la promoción contra Real Ávila-. Jugó dos años más en la Segunda división B y luego pasó a Celta. Jugaba como centrocampista adelantado y su nivel era sólo aceptable, ya que se fue del club asturiano con 14 goles en cuatro años.

En la 2007/08 se desempeñó en Celta B y al año siguiente pasó al primer equipo. Jugó muchos minutos, con dos anotaciones en dos temporadas. Recién en la 2009/10 comenzó a verse su talento goleador. Tenía 23 años y terminó el torneo de Segunda división con siete gritos, la misma cantidad que al año siguiente. Sin embargo, como en la leyenda del "Gran pez", su mejor versión se vio en la primera categoría.

Un pez que se queda en un estanque pequeño permanece pequeño, pero si es trasladado a una gran laguna crecerá hasta convertirse en un monarca de las aguas. Eso fue lo que pasó con Michu. Mientras jugaba en el ascenso español era un delantero mediocre, luchador y sacrificado, pero con pocos goles y sin grandes luces. Hasta que llegó a la "Liga de las estrellas" y explotó. En la temporada 2011/12 fue contratado por Rayo Vallecano, que recién ascendía y necesitaba reemplazar a Emiliano Armenteros. Marcó 15 goles y fue la gran figura del heroico Rayito que se salvó en la última jornada.

En pocos años pasó de pelear un puesto en un equipo de Segunda B a marcarle un gol a los 25 segundos de juego a Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Tras convertir el gol más rápido que sufrió el Madrid como local en la historia afirmó: "La verdad es que estoy encantado de entrar en la historia de este club que es uno de los más grandes del mundo".

Después de salvar a Rayo Vallecano del descenso, Michu llegó a la mejor Liga del mundo. Nadie se enteró de su llegada hasta que comenzó a romper redes. “Nunca había oído hablar de Michu”, dijo Alex Ferguson antes de enfrentarlo... y de sufrirlo. Desde su 1.85 metros de estatura impone respeto. Tiene ung gran cabezazo pero también sabe manejar la pelota. Su pasado como mediocampista le sirve para retroceder y asociarse con criterio, aunque su hábitat natural es dentro del área.

El español hizo su debut en la Premier League frente a QPR, al que le marcó dos goles. En esa primera jornada fue elegido como el mejor futbolista de la fecha y ya todos comenzaron a verlo con otros ojos. Luego llegaron más y más goles. Con trece tantos en 18 partidos alcanzó las cifras de cracks como Drogba, Henry, Anelka y Van Persie, quienes debutaron en el torneo inglés con números similares.

Hoy es la gran sensación de Inglaterra. El Swansea de Michael Laudrup se ganó muchos elogios por su forma de jugar, siempre con la pelota al ras del piso y respetando una idea ofensiva que no es común para un conjunto de los más pequeños del campeonato. En ese contexto, Michu se mueve con comodidad. El español es uno de los grandes responsables de la gran campaña del equipo galés y aunque ya es un Gran Pez, sigue creciendo día a día.

Artículos relacionados