thumbnail Hola,

Di María y Soldado deben ser medidos por el mismo rasero

Giner, Albelda, Rami, Llorente y el propio Soldado se quejaron amargamente del arbitraje de Muñiz Fernández. De momento, sin denuncia de los árbitros. Alberto Piñero lo analiza

Real Madrid y Valencia se enfrentaron este martes en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, dejando un partidazo para el recuerdo que sin embargo ha quedado eclipsado por la polémica arbitral. Muñiz Fernández estuvo muy desafortunado, especialmente contra el Valencia, y desde todos los estamentos del valencianismo se han quejado amargamente por su arbitraje.

“Es complicado venir al Bernabéu con todos esos errores que cometen los árbitros y los jueces de línea. En Valencia hemos estado callados. Ellos han hablado mucho de los árbitros. Y ahí está el resultado. Los árbitros se pueden equivocar una vez, no tantas. Y eso te hace dudar. No saben soportar la presión de equivocarse contra el Real Madrid" espetó Roberto Soldado en zona mixta. “El mejor del Madrid ha sido Di María durante toda la semana” publicó Dadvid Albelda en las redes sociales.

“Quedan dos partidos en casa, hay que ganar los dos. #graciasmuñiz” publicó también Adil Rami a través de las redes sociales. “Como dice Di María hay errores que no son errores” espetaba el consejero Fernando Giner ante los micrófonos de Canal +. Y hasta el propio presidente rajó contra Muñiz Fernández: "El Valencia ha hecho un gran partido, pero como siempre pasa aquí, cuando no son los árbitros, son los árbitros. Llevan toda la semana hablando y al final da resultado".

No les falta parte de razón a ninguno de ellos ante lo que fue un perjuicio claro a todas luces. Sin embargo, los términos en los que se pronuncian están rozando la falta de ética y de respeto hacia este árbitro en particular, y hacia el colectivo en general, deslizando poco menos que Muñiz Fernández ha cedido ante presiones externas para favorecer al Real Madrid después de sus quejas previas. Ni más ni menos.

De hecho, un punto en común entre estos protagonistas es que todos utilizan las declaraciones de Di María como un elemento de presión. No estuvo correcto el argentino, no hay ninguna duda al respecto. Pero entonces, si Di María ha sido denunciado por decir que “hay errores que no son errores”, ¿no deberían serlo también algunos de estos miembros del Valencia, o el propio Valencia en conjunto?  Consultando al ex árbitro español internacional Sergi Albert, cree que se producen en términos semejantes como para que ambos casos, el de Di María y el Valencia, sean medidos por el mismo rasero. No hacerlo sería un agravio comparativo.

Artículos relacionados