thumbnail Hola,

El conjunto de Valverde en una gran segunda parte tuvo a los locales contra las cuerdas y sólo los fallos de Jonas evitaron un marcador mucho más favorable

Arbitrajes al margen -el de ayer será recordado en Valencia durante mucho tiempo- el Valencia planteó un partido muy serio en el Bernabéu y únicamente su falta de acierto en los metros finales le privó de llevarse un marcador mucho más favorable para la vuelta.

El partido del Valencia comenzó a los quince minutos de encuento, cuando consiguió sacudirse el dominio inicial del Real Madrid. El triunvirato formado por Tino Costa, Parejo y Banega se imponía a Xabi Alonso y Khedira y conseguía convertir al Real Madrid en un equipo terrenal. Joao Pereira y Guardado percutían con peligro, poniendo en jaque a la ayer débil defensa madridista.

Pero no era el día. Multitud de factores se aliaron ayer contra el equipo de Valverde y fue imposible luchar contra los elementos. El 1-0 llegaría tras una contra llevada por Essien y Khedira que remacharía Benzema, pero sólo un minuto antes Jonas tuvo una ocasión clarísima para hacer el 0-1. Su disparo, dentro del área y con todo a favor, se estrellaría contra Iker Casillas, luz del Real Madrid una noche más. Faltaba la segunda parte y lo mejor del Valencia estaba por llegar.

Pronto se vieron las intenciones tras la reanudación, Banega -tremendo recital el suyo- cogió la batuta, y ayudado por Tino y Parejo consiguieron ir metiendo poco a poco a los de Mourinho en el área. El Real Madrid no era capaz ni de lanzar una contra. El Valencia crecía y crecía, parecía sólo cuestión de tiempo que llegase el empate.

En esas llegaría la jugada clave del choque. Un disparo de Soldado, un despeje defectuoso de Iker y ahí estaba Jonas, con el arquero madridista vendido y con toda la portería libre para empatar el partido. El brasileño lanzaba fuera cuando lo más fácil era meterlo. No se le puede regalar tanto al Real Madrid, pues al final te lo hace pagar. Higuain haría el segundo poco después y Guaita tendría que sacar dos balones más a Cristiano Ronaldo para evitar que el descalabro fuese aún mayor.

Muy injusto el 2-0 del partido de ida. Diversos factores condicionaron el choque, pero está claro que con sólo un poco de acierto, las perspectivas para la vuelta serían otras. El Valencia debe estar orgulloso del partido de ayer, donde fue muy superior al Real Madrid.

Artículos relacionados