thumbnail Hola,

Unai Emery: el enésimo salvador para el Sevilla

El equipo nervionense destituyó ayer a Míchel después de una nefasta racha de resultados, el entrenador vasco será su sustituto y el quinto técnico en solo tres años

Se veía venir desde hace algunas semanas, José Miguel González tenía las horas contadas en el banquillo del Sevilla. Los resultados dejaron de acompañarle hace ya algún tiempo, las buenas sensaciones se disipaban y su discurso era cada vez más pesimista. La derrota frente al Valencia el pasado sábado le condenaba definitivamente.

Aun así, la directiva blanquiroja dejó pasar dos días antes de despedir definitivamente al técnico madrileño, ya que antes quería asegurarse de tener un sustituto atado, que no será otro que el ex del Valencia Unai Emery. Tendrá muchísimo trabajo el vasco para sacar de los puestos de abajo a un equipo, que según sus dirigentes tendría que luchar por Europa pero, que marcha duodécimo con cuatro puntos de veintiuno posibles.

No todo ha sido malo en la etapa como sevillista de Míchel, a pesar de no lograr reflotar al equipo el año pasado y decepcionar estrepitosamente con “su” proyecto para esta temporada 2012/2013, dejando al equipo más cerca del descenso que de otra cosa. Entre su escaso éxitos, quedan haber recuperado para el fútbol a base de motivación individual, a José Antonio Reyes que este verano parecía más cerca de retirarse que de otra cosa. Además, logró una histórica “manita” sobre el Betis y la primera caída del año del Real Madrid, además de conducir con solvencia al equipo hasta los cuartos de la Copa del Rey.

Para los sevillistas, el madrileño  ya es agua pasada, y ahora se centran en la nueva etapa de Unai Emery, de quien esperan que sea el entrenador capaz de sacar al Sevilla de la mediocridad de los últimos años. No lo tendrá fácil el ex del Spartak de Moscú, que recoge a un equipo hundido en la tabla con problemas institucionales, y con un clara división de sus aficionados,  entre los que defienden la gestión del presidente Del Nido y los que piden su dimisión.

El vasco será el quinto entrenador que pase por el Ramón Sánchez Pizjuán desde que en marzo de 2010 fuera destituido Manolo Jiménez. En estos escasos tres años Antonio Álvarez, Gregorio Manzano, Marcelino García y Míchel han pasado sin pena ni gloria por Nervión viendo languidecer a un equipo, una directiva y un proyecto que sigue demasiado ocupado recordando y vanagloriándose de los éxitos de hace seis años.

El ex del Valencia tendrá que sacar la profesionalidad, actualmente en entredicho, de esta plantilla, mejorar los aspectos defensivos y crear un equipo sólido y rocoso como el que forjó en Mestalla. Además, Emery tendrá un reto personal como el que Míchel protagonizó con Reyes, ya que el entrenador guipuzcoano querrá recuperar al mejor Álvaro Negredo, al que ya dirigió e hizo un crack en su etapa en Almería.

Unai Emery es el enésimo cambio de timón que da la directiva blanquiroja en los últimos años, de momento a él parece no faltarle la fuerza como explicaba en su web. “Mañana tendré más tiempo para dirigirme a vosotros en la presentación, pero quisiera decir que llego a Sevilla mentalizado, con fuerzas renovadas y con muchas ganas de trabajar”, dijo a los sevillistas. Suerte y al toro.

Artículos relacionados