thumbnail Hola,

El futbolista canario cumplió el pasado sábado un lustro en la élite desde que debutara con el FC Barcelona en 2008, sumando más títulos que muchas de las grandes leyendas

Irrumpió en el fútbol llamándose Pedrito y luciendo el dorsal 33. Lo hizo en un partido ante el Murcia para sustituir a uno de los grandes goleadores de la historia del FC Barcelona, Samuel Eto'o, y a partir de ese momento, empezó a pedir a gritos un sitio en el primer equipo.

Un lustro después, Pedro Rodríguez es una institución en el conjunto catalán y también en la selección española bicampeona de Europa y campeona del mundo. Tiene un espectacular palmarés en el que destacan todas las grandes competiciones a las que un jugador aspira y a sus 25 años, su gran desafío es conseguir mantenerse al nivel que ha demostrado en las últimas campañas.

Sin embargo, el tinerfeño tuvo que luchar mucho para conseguir hacerse un hueco en el primer equipo. Su participación en la campaña 2007/08 fue testimonial y aunque en la 2008/09 tuvo más minutos y jugó más encuentros de la mano de Pep Guardiola, no llegó a ver puerta.



No obstante, este sería el paso previo a su consolidación como uno de los hombres importantes dentro del "Dream Team" dirigido por el técnico de Sampedor. Su participación en el histórico triplete logrado por el conjunto catalán aquel año devino en la firma de su primer contrato como miembro del primer equipo.

A partir de ese momento, llegó su eclosión como futbolista: Pedro macó su primer gol ante el Athletic de Bilbao en San Mamés en la Supercopa de España y se destapó disputando un total de 34 partidos en la Liga BBVA, anotando en doce ocasiones.

Pero sin duda, su gran gesta fue convertirse en el primer jugador de la historia capaz de marcar en las seis competiciones más importantes a nivel de clubes en una misma temporada. Sus goles decisivos en Supercopa de Europa, Mundial de Clubes, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de España y la competición doméstica le valieron un pasaporte para el Mundial de Sudáfrica y el reconocimiento por parte del gran público a nivel internacional.



De la mano de la selección española, Pedro ha vivido la época dorada de la "Roja". El delantero fue titular en la final ante Holanda disputada en Johannesburgo y más tarde también disputaría tres partidos durante la Euro 2012 que el equipo de Vicente del Bosque logró ganar ante Italia por un contundente 4-0.

Pese a todo, el atacante siempre ha tenido una feroz competencia en el Barcelona para hacerse con un puesto en la delantera. Hombres como Zlatan Ibrahimovic, David Villa o, más recientemente, Alexis Sánchez, han amenazado con arrebatarle su puesto en el tridente culé, pero contra todo pronóstico siempre ha mantenido su protagonismo.

Tras 165 partidos y un total de 63 goles, Pedro ha logrado desde la humildad convertirse por derecho propio en uno de los jugadores importantes dentro de la historia del FC Barcelona. Pese a estar alejado de las grandes distinciones individuales, el de Santa Cruz de Tenerife tiene en su haber los grandes títulos colectivos e incluso en ese aspecto supera a futbolistas que ya son leyendas vivas de este deporte como Cristiano Ronaldo o su compañero Lionel Messi. Ahora, le toca seguir creciendo para encontrar su propio techo.

Artículos relacionados