thumbnail Hola,

El argentino es titular en Pamplona ante Osasuna, la primera vez desde que se lesionara hace dos meses. El corresponsal del Real Madrid Alberto Piñero analiza el once blanco

El Real Madrid juega este sábado en Pamplona ante Osasuna. Y lo hace con la alineación que más o menos estaba en todas las quinielas, con algunas novedades que tiñen al equipo de una versión algo más batalladora que estilosa, más terrenal que celestial. Lo que se prevé que puede demandar el partido, por otra parte.

A la espera de que Marcelo se recupere definitivamente, Mourinho le da la alternativa a Coentrao, vistos los problemas en el lateral con los inventos con gaseosa realizados hasta el momento. Es la ocasión pintada para que el luso pueda redimirse de todas sus faltas en este año y medio, especialmente de las de esta campaña en la que ha destacado más por sus salidas de tono que por sus buenas actuaciones sobre el campo. No va a tener muchas chances, tiene pinta. Así que debería aprovechar las pocas que pueda.

Después de dos partidos bastante decentes, Mourinho relega a Carvalho al banquillo para cederle el testigo a Albiol, junto al esperanzador Varane. Y en el centro del campo la novedad llega con la inclusión de Modric en lugar de Ozil. Ante la ausencia de Cristiano Ronaldo, el técnico de Setúbal apuesta por dos extremos como Callejón y Di María para abrir un campo que se espera que Osasuna pueda estrechar. La misma razón por la que la apuesta por el croata puede ser más sensata que la del ‘10’ germano. Y es que Modric es un jugador que busca más el balón, mientras que Ozil es un jugador que vive de unos huecos entre líneas que no se prevé que vayan a abundar.

Quizás la novedad más relevante en el once inicial merengue sea la inclusión de Higuaín en lugar de Benzema. El argentino es ariete más de desmarques, de brega, de agobiar y arañar a los defensas contrarios. Se pierde la capacidad de combinación del francés, su juego fuera del área, su fino estilo, pero por otro lado, es vox populi que el francés tampoco tiene toda la chispa que se le ha visto en temporadas anteriores en España. El Real Madrid ha echado de menos sus goles en esta temporada, máxime cuando ha estado el Pipita fuera de juego dos meses, por lo que la ocasión que se le presenta ahora al argentino es ideal.

Con un equipo en decadencia, y un delantero que lleva tiempo sin presentar batalla, no hay mejor momento para empezar a destacar, para tirar del carro merengue. Mucho se le ha discutido a Higuaín en este tiempo con una recuperación que le ha llevado más tiempo del que se preveía, con los rumores sobre la llegada de Falcao, y son muchas las veces que sale a la luz los pocos goles que lleva en la Champions League. Con media temporada por delante aún, es por tanto el momento para el renacer de Higuaín.

Artículos relacionados