thumbnail Hola,

El técnico apostó por el de Móstoles en una decisión tomada supuestamente antes de vacaciones. El discurso de la mala forma de Iker queda en entredicho

El Real Madrid ganó este miércoles al Celta de Vigo con un inspiradísimo Cristiano Ronaldo (4-0), lo que le valió para clasificarse para los cuartos de final de la Copa del Rey. Buena parte de culpa también la tuvo Iker Casillas, que hizo tres intervenciones de mucho mérito en la segunda parte, cuando el equipo blanco más sufría, expulsión de Sergio Ramos mediante. Un Casillas que volvió a ser titular en la portería del Real Madrid después de dos partidos consecutivos sin hacerlo.

José Mourinho cumplió así su palabra. En la previa del partido ante la Real Sociedad aseguró que el portero que jugase en la Liga no lo haría en la Copa, y pese a la temprana expulsión de Adán ante el cuadro donostiarra, Iker Casillas tomó consecuentemente el relevo ante el Celta de Vigo. Lo que indudablemente abre ahora una duda entre aficionados y analistas: ¿quién es el portero titular para Mourinho en el Real Madrid?

Después de dejar fuera de la portería a Casillas ante el Málaga, el técnico de Setúbal vino a explicar que era una decisión técnica, que pensaban que Adán estaba en mejor forma, y posteriormente deslizaron varios mensajes aludiendo a que el de Móstoles se había acomodado de alguna manera en su puesto. Una decisión discutible a todas luces, pero respetable.

Sin embargo, cabe pensar que hay hueco para la incongruencia. Y no ya por las veces que Mourinho ha desperdiciado la oportunidad de promocionar a Adán en el pasado (por ejemplo, ante el Málaga en la pasada edición de la Copa del Rey), sino por las decisiones tomadas a raíz de aquella explicación en La Rosaleda. Pues si bien el propio técnico merengue ha dado por perdida la Liga, no se entiende por tanto cómo reserva al portero que entiende en mejor forma para el partido ante la Real, correspondiente a la competición doméstica. Y mientras tanto, tira del portero supuestamente en peor forma para la Copa del Rey, competición en la que estaba obligado a remontar y donde partía aún con opciones al título.

“La titularidad de Casillas ya lo teníamos hablada desde la vuelta de vacaciones” explicó en rueda de prensa Aitor Karanka tras el partido. ¿Quiere decir por tanto que la Liga es ahora prioridad por delante de la Copa para el cuerpo técnico del Real Madrid? ¿Cambiaron de opinión respecto al orden de los guardametas tras lo sucedido en Málaga? ¿O quizás es que la motivación para sentar a Casillas trasciende lo puramente deportivo y la posterior explicación fue simplemente una cortina de humo más? Desde luego que parece más probable que sea lo último de todo, pero sólo el propio Mourinho y sus allegados lo sabrán con certeza. Sólo ellos sabrán por qué se han metido en este circense galimatías, y cómo deben salir ahora de él, máxime después de la notable actuación de Casillas ante el Celta. Porque al menos, desde fuera, no se entiende nada de nada.

Artículos relacionados