thumbnail Hola,

El argentino ganó su cuarto Balón de Oro consecutivo, algo antes nunca logrado y dejando atrás a míticos como Platini, Van Basten y Cruyff

Con un curioso smoking negro con lunares blancos, Lionel Messi terminó con el debate sobre quién merecía el Balón de Oro por su desempeño en el 2012. El ya retiradoo Fabio Cannavaro fue el encargado de entregar el galardón en las manos a Leo quien pareció un poco sorprendido al escuchar su nombre como el indiscutible ganador, por delante de Andrés Iniesta y Cristiano Ronaldo.

Los nervios ganaron al rosarino cuando tomó la palabra ante los cientos de invitados a la gala y medios de comunicación que esperaban ansiosamente escuchar las palabras del jugador del Barcelona. Leo olvidó dedicar el galardón a Tito Vilanova, aunque sí lo hizo con sus compañeros de equipo, minutos después rectificó y dedicó unas palabras a su entrenador.

Messi no estaba tan confiado en esta ocasión de que el Balón de Oro sería nuevamente suyo por cuarto año consecutivo, algo que nadie en la historia había logrado antes. A pesar de encabezar el título de favorito desde hace ya algunos meses, 'la pulga' sabía que esta vez no sería tan fácil. Su homólogo Cristiano Ronaldo había ganado la Liga el pasado curso y Andrés Iniesta se proclamó bicampeón de Europa en la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania durante el verano del 2012, además de una campaña lanzada para que fuera un español quien se llevara el trofeo y así acompañar a Luis Suárez, quien hasta hoy es el único nacido en España que puede presumir de tener un galardón dorado.

La carrera profesional de Leo ha ido en constante ascenso y es que es uno de los pocos futbolistas en el mundo que no ha dejado de crecer futbolísticamente con el paso de los años. Cristiano Ronaldo y Radamel Falcao, estrellas goleadores del fútbol mundial, han dejado ver a lo largo de sus carreras algunos estancamientos aunque después levantan cabeza y vuelven al orden ascendente, pero Leo no, siempre va en ascenso. Si bien en el 2007 se quedó con el Balón de Bronce y en 2008 se llevó la segunda posición, a partir de ahí se ha colocado como líder y nadie ha logrado bajarlo del podio dorado.

Para Andrés Iniesta no fue suficiente se condecorado como el mejor jugador de la Eurocopa, ni a Cristiano Ronaldo haberse llevado el título de Liga. Messi tiene hechizado a la mayoría del mundo que con 41.60% de los votos fue seleccionado nuevamente como el mejor del mundo. Leo tiene mucho a su favor, a pesar de que horas antes de llevarse a cabo la premiación dijo que el 2012 no había sido su mejor año (a pesar de sus 91 goles y un sinfín de récords), el rosarino y su maravillosa pierna izquierda están apoyados por su sencillez y un Club que lo apoya sin reservas.

Tal parece que Cristiano Ronaldo empezará a acostumbrarse a vivir a la sombra de Lionel Messi y la situación lo puede alejar aún más de la Liga española para el próximo curso. Para el portugués 'ni siquiera Dios es capaz de agradarle a todos', como dijo antes de la gala, pero parece que Leo ha sido tocado por Dios para agradar incluso a los que no se proclaman culés.

A sus 25 años, Messi no es el mejor de la historia del fútbol, hay leyendas que aún ocupan un lugar más alto en la jerarquía, pero si las lesiones respetan al rosarino y continúa con los mismos ánimos de jugar al fútbol, Leo podrá llevarse un quinto y un sexto Balón de Oro para convertirse con el paso de los años como el mejor jugador de la historia del balompié.


Artículos relacionados