thumbnail Hola,

El brasileño se ejercitó ya este lunes junto a sus compañeros y encara la recta final de su recuperación. El equipo lo ha echado de menos. Alberto Piñero lo analiza

Regresó el Real Madrid a los entrenamientos este lunes después de la victoria agónica ante la Real Sociedad de este domingo, a base más de corazón que de fútbol. Y lo hizo con la grata sorpresa de la presencia de Marcelo con todos sus compañeros, entrenando al mismo ritmo que el resto del grupo. Esto es, ya recuperado de su lesión, la fractura del quinto metatarsiano de su pie derecho por la que tuvo que ser operado el pasado 20 de octubre, originada durante la concentración con la selección brasileña. Se esperaba un periodo de baja de entre dos y tres meses, y el lateral madridista ha cumplido con lo esperado, en lo que es sin duda el mejor fichaje de invierno posible para el equipo blanco.

Y es que, pese a que la posición de lateral no suele ser muy preciada ni reconocida en el fútbol mundial, nadie podrá negar lo mucho que ha echado de menos el Real Madrid a Marcelo. Poco a poco, en estos seis años desde que llegara al club merengue, el brasileño ha ido adquiriendo mayor importancia en el juego del equipo, hasta el punto de convertirse en uno de los mejores laterales del mundo. Y no es casualidad que sea uno de los favoritos a formar parte del once ideal FIFPro del año 2012, que se anuncia esta misma tarde.

Sin embargo, aunque todos sabían de su importancia, nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, como reza el dicho popular. Y estos más de dos meses sin Marcelo corriendo la banda izquierda han servido para, paradójicamente, valorizar el desempeño del brasileño en el Real Madrid, que recibirá con los brazos abiertos su reincorporación.

“Un buen lateral tiene que ser rápido, tiene que saber entrar al oponente, gozar de una buena condición física, y sumarse al juego creativo con criterio” analiza Johann Cruyff. Y Marcelo cumple con todas estas condiciones. Al principio, se le tachaba de ser endeble defensivamente. Incluso Mourinho estos años aún le relegaba a la suplencia en partidos de muchos quilates. Sin embargo, es de justicia reconocer que si bien Marcelo ha crecido en su aportación ofensiva al elegir mejor sus incorporaciones y depurar su técnica y personalidad sobre el campo, no es menos cierto que ha ganado también bastantes enteros en defensa, con una mayor contundencia y mejor colocación y visión del juego.

Justo este lunes se cumplen 6 años de su debut con el Real Madrid. Entonces se le etiquetó como ‘el sustituto de Roberto Carlos’, y aunque le ha costado lo suyo, por fin se puede decir que el ‘12’ merengue ha eclipsado de una vez la alargadísima sombra de su compatriota. Ya nadie le compara con Roberto Carlos siquiera. Ahora es Marcelo, y todos le conocen por quien es. Un lateral izquierdo muy completo, de los que más en el panorama mundial a día de hoy.

Coentrao ha desaprovechado su oportunidad de reivindicarse después de un buen final de temporada y una mejor Eurocopa. Ahora, y más tras la polémica de Año Nuevo, el luso ha dejado la autopista libre para que sea Marcelo el que la recorra de aquí en adelante. El Real Madrid lo agradecerá.

Artículos relacionados