thumbnail Hola,

Los culés regalaron una noche dorada a la afición. Cesc, Messi, Xavi y Pedro fueron los magos de la noche que fulminaron al Espanyol. ¿Dónde está el techo?

Los azulgranas iniciaron el 2013 regalando a la afición azulgrana una merecida victoria de 4-0 sobre los periquitos del Espanyol que de la mano de Javier Aguirre quisieron jugar de la misma manera en la que consiguieron el empate ante el Real Madrid y el error les salió barato, siendo propoensos a una mayor goleada.

Cesc Fàbregas fue uno de los grandes protagonistas de la noche, además del esperado regreso de Tito Vilanova después de haber sido operado hace 18 días, Cesc se lució la noche de ayer después de apurar su recuperación y entrar en el 11 titular de Tito. Rápido y casi omnipotente, el 4 azulgrana aparecía en todas las jugadas para presionar y crear jugadas de peligro en la portería de Kiko Casilla. Determinante fue su actuación y gana puntos en las preferencias del técnico sobre David Villa y Alexis Sánchez.

El 'Guaje' entró al terreno de juego antes de que terminara la segunda parte del encuentro, teniendo apenas minutos para lucirse, el Camp Nou y sus más de 70 mil aficionados recibieron con una gran ovación al asturiano que sigue sin tener protagonismo. Lo mismo para Alexis Sánchez, el cual parece que ya nadie echa de menos y su entrada al terreno de juego pasó casi desapercibida cuando entró en relevo de Pedro que recibía aplausos mientras su nombre era coreado en las gradas gracias a su gran actuación.

Pedro se reencontró con el gol después de varios meses de sequía. Si bien su última diana fue en la Jornada 1 de la Liga ante la Real Sociedad, el trabajo sucio que viene desempeñando el canario a lo largo de la temporada le otorgó finalmente el anhelado regalo que cualquier delantero ansía. El doblete del tinerfeño sentenció el partido y su cuenta personal podría haber sido mayor si no fuese por el error del abanderado que erró en marcar un fuera de lugar inexistente en el tercer gol de Pedro, aunque también acertó en anularle el cuarto tanto también por un offside.

Lionel Messi estuvo un tanto espeso, aunque no le impidió también anotar su gol, en cobro de penal, después de una falta del cancerbero blanquiazul sobre Cesc Fàbregas. 'La Pulga' intercambió puesto con Xavi Hernández, a sabiendas de que los equipos centran su atención en él, Leo ha sido utilizado para crear espacios atrasando su posición. El intercambio rindió sus frutos y Xavi fue quien abrió la lata al minuto 10 del encuentro después de colarse en la delantera ante un Héctor Moreno que poco podía hacer y que en su rostro se veía la desesperación.

Sergio García, apostado como 9 por el 'Vasco' Aguirre, fue nulificado totalmente por un fuerte y vigoroso Carles Puyol. El delantero periquito apenas tocó el esférico cuando los blanquiazules jugaron a la contra, pero Victor Valdés tuvo muy poco trabajo y sólo en un par de ocasiones debió moverse del centro de su arco para recoger el balón que se acercaba.

Javier Aguirre acusó de falta de agresividad de su equipo, mientras que Tito Vilanova reconoció que sus pupilos dieron muestra de gran superioridad jugando al primer toque y sin reservas. Los blaugranas han sumado ya 36 jornadas consecutivas marcando gol, igualando un registro alcanzado en 1943. Tal parece que el equipo de Tito Vilanova no tiene hoy por hoy rival que le marque el techo.


Relacionados