thumbnail Hola,

El argentino finaliza el 2012 de forma brillante, esperando que al acabar las fiestas el galardón vuelva a ser suyo

Lionel Messi está cerca de conquistar su cuarto Balón de Oro, el cuarto consecutivo, en lo que supondría un hito para la historia del fútbol.

Con tan sólo 25 años, podría convertirse en el único jugador en lograr por cuarta vez el preciado galardón, dejando atrás los tres de Platini, Cruyff y Van Basten.

La temporada pasada no acabó bien para el argentino y el Barcelona. Eliminados en semifinales de la Champions por un penalti marrado por 'la Pulga', cayeron también en casa ante el Real Madrid, diciendo adiós a la Liga. A todo ello, se sumó el anuncio oficial de la marcha de Pep Guardiola, que dejó al equipo tocado.

Sin embargo, el Barcelona logró la Copa del Rey y Messi, el récord de goles en el trofeo Pichichi, logrando la friolera de 50 goles. Y sus ganas de goles no frenaron. En la vuelta a la competición, Messi ha seguido marcando y acumula en Liga ya 25 goles sin haber llegado todavía al ecuador de la competición.


Además, 2012 pasará sin duda a la historia como el año en que Messi batió a Müller. El crack argentino pulverizó los 85 goles del alemán en un año natural, para dejar la marca finalmente en 91. A pesar de ello, empezaron a salir jugadores de debajo de las piedras, asegurando tener mejores números que Messi, como el caso del ya archiconocido Chitalu y su marca de 107 goles en Zambia.

Los buenos números del argentino, sumados a la pobre actuación del Real Madrid y Cristiano Ronaldo en la segunda parte del año, le allanan el camino de oro. Y es que parece que el argentino no deja de batir récords y que cada reto forme parte de su rutina. ¿Será el Mundial 2014 su próximo reto? De momento, el 7 de enero está cada vez más cerca, y este año Leo ha sido un niño bueno.

Artículos relacionados