thumbnail Hola,

Hace dos meses los franceses eran claros favoritos, pero la mejoría del conjunto ché permite prever un encuentro muy igualado

OPINIÓN

El Valencia CF se medirá al PSG en los octavos de final de la Champions League 2012/2013. El partido de ida se jugará en Mestalla, y la vuelta se se decidirá en el Parque de Los Príncipes de la capital francesa. Una vez conocido el sorteo el Valencia llegaba en muy mala forma, pero las cosas se han igualado.

Los petrodólares Qatarís han permitido a los parisinos fichar una gran cantidad de estrellas mundiales para su plantilla, Zlatan Ibrahimovic, Thiago Silva y Lavezzi han sido de los fichajes más caros de esta temporada, y han elevado la calidad del conjunto que dirige Carlo Ancelotti.

Espectaculares y temibles en cuanto a nombres, son un equipo tremendamente irregular en el juego colectivo. El técnico italiano no terminado aún de conjuntar a una plantilla repleta de estrellas, y las individualidades de estas le han sacado de más de un apuro esta temporada.

Un nombre brilla en el PSG sobre todos los demás, Zlatan Ibrahimovic. El sueco es la mayor estrella del equipo parisino, y una de las mayores del panorama futbolístico internacional. Será un tremendo quebradero de cabeza para los centrales valencianistas. No es descabellado decir que el futuro del PSG en esta eliminatoria depende de la inspiración de 'Ibra'. Si 'Ibra' está bien, las posibilidades del Valencia se reducen drásticamente.

Pero el PSG no es únicamente el jugador sueco. En el tridente que normalmente dispone Ancelotti, lo flanquean en los costados dos auténticos estiletes, como son Lucas Moura y Ezequiel Lavezzi. Los laterales del Valencia podrían tener pesadillas con ellos en caso de que estén inspirados. La magia en medio la aporta el irregular Javier Pastore, que no termina de explotar tanto como se esperaba pero que tiene una visión como pocos en Europa. Por Pastore Podría entrar Ménez, o incluso jugar el argentino y el francés y quedarse fuera el recién llegado Moura.

La contención corre a cargo de Motta y Verrati, dos jugadores con mucho músculo. La defensa es la línea que más problemas le está dando a Ancelotti, a pesar de contar con uno de los mejores centrales europeos, Thiago Silva, que no podrá estar en Mestalla. Las bandas suelen ser propiedad de Van der Wiel y Maxwell, mientras que Alex suele acompañar a Thiago en el eje de la zaga. La portería la ocupa el italiano Sirigu, un guardameta correcto, nada del otro mundo.

Como ya dije, veo ligeramente favorito a los parisinos, pero sin mucha diferencia. Creo que la eliminatoria está a un 60-40 a favor de los de Ancelotti.

Artículos relacionados