thumbnail Hola,

El club blanco se mueve para llegar a un acuerdo con el '7' blanco. La resolución, más importante para el porvenir madridista que el futuro del técnico. Alberto Piñero lo analiza

Cuentan que anda el Real Madrid algo inquieto por cómo quedará configurada la plantilla para la temporada que viene, por la trayectoria deportiva que está tomando el equipo blanco este curso, y sobre todo, por un PSG que ha confirmado que intentaría los fichajes de José Mourinho y Cristiano Ronaldo. Y para los que, según El Confidencial, ya habría dado los primeros pasos reuniéndose con el representante de ambos, Jorge Mendes.

Una situación para la que hay dos partes diferenciadas. Por un lado está la continuidad de José Mourinho, que es una incógnita por ambas partes. Y por el otro lado, según publica As este miércoles, el Real Madrid no tiene intención alguna de vender a Cristiano Ronaldo. Todo lo contrario, entienden de la importancia del luso para el club y estarían dispuestos a retomar las negociaciones para su renovación en cuanto logren recuperar los fondos destinados a un Kaká que dejará el club más pronto que tarde. Ambas partes están de acuerdo en continuar de la mano, y el quid es dar con el punto de encuentro. Sin que además la continuidad de Mourinho deba condicionar de alguna manera la continuidad de Ronaldo. O viceversa.

Una noticia a todas luces positiva para el porvenir deportivo del Real Madrid. Cristiano Ronaldo es un jugador único e irrepetible, un jugador que te garantiza empezar ganando cada partido por 1-0, que podrá estar más o menos acertado un día concreto, pero no se arruga ante nada ni ante nadie, un jugador que tira del carro y que contagia a sus compañeros con ese ímpetu y espíritu tan característico. En definitiva,  un jugador legendario. Y mientras que sea posible, mientras que esté en su mano, el club blanco haría bien en poner todo de su parte para que el ‘7’ blanco continúe en la disciplina merengue.

Es más, en el hipotético y fantasioso caso de que sólo pudiera elegir entre Ronaldo y Mourinho, el dedo debería apuntar al de Madeira, por delante del de Setúbal. Y ya es mucho decir de su importancia. Es afortunado el Real Madrid por poder contar ahora mismo con dos de los mejores profesionales del fútbol que hay en el mundo, pero a día de hoy, el jugador luso sería más relevante para el futuro de la entidad que el técnico.

Porque Ronaldo ha demostrado ya poder rendir a un altísimo nivel en el Real Madrid sin la necesidad de que esté Mourinho en el banquillo. Porque aúna el reconocimiento de todo el vestuario, cosa que no sucede a día de hoy con el técnico merengue. Porque de alguna manera, y aunque también ha tenido sus resbalones, socava menos la imagen histórica del club. Porque el gobierno del técnico parece, al menos a día de hoy, muy desgastado ya. Porque se ha demostrado que es un pilar básico para el equipo, el que tira del carro, al que más se le echa de menos cuando está ausente, el que marca las diferencias sobre el césped. Y porque, a estos niveles, el jugador puede ser más desequilibrante que el entrenador para el futuro Madrid. Le ha sucedido al Barcelona con Messi, que este año con Tito Vilanova está todavía mejor que con Pep Guardiola, y seguramente le sucedería igual a Ronaldo si no estuviera Mourinho.

Sea como fuere, bendito problema sería tener que elegir entre quedarse con Ronaldo o con Mourinho, pensarían muchos clubes. Entre ellos, el propio PSG. El Real Madrid ha tenido la fortuna de poder disfrutar de ellos sobre el césped en perfecta armonía durante dos años enteros, pero visto que el devenir de los acontecimientos aleja a Mourinho cada día más del Real Madrid, bien haría Florentino Pérez en poner lo que esté en su mano para que al menos el ‘7’ blanco no cambie de dueño la próxima temporada.

Artículos relacionados