thumbnail Hola,

El francés no pasa por su mejor momento, y los hay que lo achacan a la lesión del Pipita. El corresponsal del Real Madrid Alberto Piñero analiza esta teoría sin gran fundamento

Benzema cumple 25 años este miércoles en uno de sus peores momentos desde que llegó al Real Madrid. José Mourinho le dejó señalado dos días ante los medios de comunicación por lo que entendía que era una lesión menor, para luego concentrarle y que viera el partido ante el Espanyol en la grada. Y los números en la presente temporada hablan de un Karim que ha metido menos goles en Liga (4) que en su primer año (5), con Manuel Pellegrini en el banquillo, el que fue el peor curso de todos en Concha Espina.

Y entre todas las competiciones sí que suma más goles que en su primera campaña, con el técnico chileno. Pero el de esta temporada no deja de ser el peor arranque goleador desde que llegara José Mourinho al banquillo, con 9 goles en total, a una media de un tanto por cada partido y medio.

Números que distan mucho de lo que se vio la temporada pasada que podía ofrecer al Real Madrid, más allá de que haya cuajado algunos partidos muy buenos en los que no marcó ni brindó asistencias. Y por ello han saltado las alarmas en el club blanco.

Las teorías que manejan ahora especialistas y aficionados no terminan de explicar este bajón futbolístico, si bien hay una que asoma por encima del resto: que al faltar Higuaín, Benzema se ha relajado. Una tesis que puede cumplirse, dado que la lesión del Pipita va para dos meses ya, que coincide más o menos con la peor etapa del francés en la presente campaña, pero que también debería ponerse en cuarentena.

Y es que no es la primera vez que Benzema tiene que tirar del carro cuando no está Higuaín. De hecho, fue cuando hubo de operar al Pipita cuando el galo empezó a despertar de su letargo, cuando pasó de ser un ‘gatito’ a ser un gran felino. Tres goles sumaba entre todas las competiciones antes de la lesión del argentino, a finales de noviembre, y acabó el curso 2010-11 con veintiséis tantos en su haber.

De igual manera, al arranque de la pasada temporada, cuando se sabía que Higuaín aún no estaba a tope para sostener al Real Madrid por sí mismo, Benzema terminó el mes de septiembre con cinco goles ya en su haber. Por no hablar de partidos esta temporada como ante el Athletic, donde marcó un doblete y regaló una asistencia, cuando el Pipita ya había caído lesionado.

Muestras suficientes como para dudar de que el bajón futbolístico de Benzema en el presente curso sea únicamente por la ausencia de un Higuaín al que quizás se le ha querido valorizar a costa del francés. Exceptuando esa lesión en Vigo que le ha dejado indudablemente marcado esta semana, seguro sea mayormente cuestión de que Benzema simplemente está rindiendo al mismo nivel que el resto del equipo merengue. No más, pero seguramente tampoco menos.

Artículos relacionados