thumbnail Hola,

El que fuera segundo entrenador del Barça en los anteriores años, comienza a parecer como uno de los verdaderos creadores del exitoso equipo

Ser el segundo entrenador de un equipo, parece, equivocadamente, algo que puede tener muy poco mérito. Hoy nadie habla de Jordi Roura, el asistente de Tito, así como nadie hablaba de Vilanova cuando era auxiliar de Guardiola durante los últimos 5 años de Pep como entrenador en el Barça.

Tito saltó a la fama gracias al dedo de José Mourinho en su ojo, antes de ello, poco se conocía de Vilanova y fue hasta entonces cuando su nombre empezó a hacerse sonar en los medios. Su salto a la portada se dio el 27 de abril cuando se anunció que él sería el sustituto de Pep para la próxima temporada 2012-13.

Las primeras reacciones fueron de incredulidad, ¿cómo un auxiliar tendría la capacidad de dirigir al primer equipo del Barça? Y el de Bellcaire apoyaba las dudas afirmando el día de su presentación, que él resultaría perdedor en las comparaciones que se le hicieran con Pep.

La historia no es nueva, Pep también comenzó a dirigir al primer equipo cuando nadie creía que él era capaz de hacerlo, a pesar de que ya había hecho maravillas con el Barça B y al final terminó llevándose la gloria después de cuatro años como el mejor entrenador del club gracias a los 14 títulos obtenidos de los 19 disponibles.

Pero la situación que vive ahora el Barcelona, hace pensar que el autor intelectual de tantos éxitos fue Tito Vilanova. Sin quitar méritos a la excelente labor de Guardiola, hoy mucho se piensa que Pep era más el transmisor de una pura creación de Tito. La experiencia del 'Noi de Santpedor' como jugador era importante para su función como entrenador, mientras que Tito, aunque no logró destacar tanto como futbolista, siempre fue reconocido por sus conocimientos en los planteamientos tácticos en el mundo del fútbol.

Pep sabía interpretar majestuosamente las ideas de Tito y sabía comunicárselas a los jugadores, mientras que Tito aprendió esa manera de traducir las ideas en palabras. El trabajo se hizo en equipo y fue recíproco. No es extraño escuchar a Tito respondiendo que no siente presión por la Liga, la Champions o la Copa del Rey, porque ya sabe lo que es ganar y perder como entrenador y es que participaba activamente en todas las decisiones del equipo, porque Pep consultaba la mayoría de las decisiones con él.

Antes se pensaba que Tito podría haberle echado un par de llamadas a Pep en Nueva York para pedirle consejo, pero hoy, se empieza a sospechar que el de Bellcaire es el propio autor de muchos de los éxitos del club.

Relacionados