thumbnail Hola,

El delantero del Barcelona cumple ya un año de su aparatosa lesión que lo mantuvo alejado de los terrenos de juego durante 8 meses

Parece como si fuera ayer, cuando veíamos las escalofriantes imágenes de David Villa que caía al césped después de fracturarse la tibia izquierda cuando disputaba la semifinal del Mundial de Clubes, en Yokohama Japón ante el Al Saad.

Era un 15 de diciembre de 2011, el asturiano salía en camilla y ese mismo día fue trasladado es un avión que lo mantuvo medicado. Dos días después, el 17, el 'Guaje' era operado éxitosamente por el prestigioso doctor Ramón Cugat y Ricard Pruna, jefe de los servicios médicos del Barcelona. Tras algunas horas en el quirófano, se comunicaba que la operación había sido un éxito y que el 'Guaje' estaría de baja entre 4 y 6 meses.

A partir de que Villa abandonó el hospital, avisó que intentaría acelerar su recuperación lo más posible para ayudar al Barça en la recta final de la temporada y también para incorporarse con la Selección de España y participar en la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania. Lamentablemente para el delantero, el tiempo no fue condescendiente con él y no pudo integrarse a los trabajos sino hasta ocho meses después de su operación.

David Villa nunca perdió el ánimo y su único objetivo era volver a jugar fútbol. Cuando él era un niño pequeño se fracturó el fémur derecho y su padre lo animó para usar la pierna izquierda y así se convertió en ambidiestro. El delantero ya sabía lo que era luchar contra una grave lesión y sacar un provecho de ella: la magnífica pierna izquierda de Villa ha dado cientos de goles al mundo.

El 'Guaje' volvió a pisar un terreno de juego el 11 de agosto del actual curso cuando los azulgranas se enfrentaban al Dinamo de Bucarest en la pretemporada. Apenas jugó 18 minutos del encuentro cuando entró a sustituir a Sergi Roberto y la ovación para el asturiano, reconocido mundialmente, fue unánime.

Hoy Villa es el segundo anotador del Barcelona en la Liga, por detrás de un extraterrestre Messi que ya suma 23 tantos y el 'Guaje' suma 5, pero con la diferencia de que sólo ha disputado 10 encuentros en la competición doméstica y sólo ha sido titular en seis de ellos, aunque aún no suma noventa minutos en la Liga. A esto hay que sumarle los tres tantos del asturiano en la Copa del Rey y fue ante el Alavés que sumando un doblete alcanzó la friolera de 301 goles en su carrera profesional.

El delantero no es aún un titular fijo en las alineaciones de Tito Vilanova, quien ha tomado el regreso del asturiano con mucha cautela e inteligencia y es que aunque a Villa le gustaría jugar más, sabe que la paciencia será una de las virtudes que deberá mostrar esta temporada.

Mucho se habla de que David Villa podría decidir dejar el equipo el próximo verano si el Barça no le garantiza nuevamente la titularidad a la que él estaba acostumbrado, pero por ahora eso se puede considerar sólo rumores. Villa con sus pocas participaciones ya ha sumado más goles que la temporada pasada y el Club azulgrana sabe que sería un error dejar marchar a uno de los mejores futbolistas de España y que tan bien se entiende con Messi para hacer del gol su mejor aliado.

Artículos relacionados