thumbnail Hola,

El delantero que llegó a la escuadra azulgrana en el 2011 aún no logra explotar como se tenía previsto que lo hiciera. El tiempo se le acaba aunque la confianza de Tito permanece

Alexis Sánchez sigue siendo el blanco de todas las críticas y es que al chileno se le ha negado el gol, esa es la pesadilla que persigue al delantero y pese a sus esfuerzos, éste no llega.

Si la temporada pasada las contínuas lesiones atizaron al ex jugador del Udinese, este presente curso no está muy lejos de lo vivido anteriormente y aunque sus bajas ya no son tan graves ni tan largas como las sufridas la campaña 2011-12, el jugador ha tenido que pasar por la enfermería y con ello perderse de partidos.

Alexis empezó la pretemporada este año con muy buen pie y dejaba ver que su compenetración con Messi podía dar magníficos resultados. Hasta ese momento parecía que veríamos una temporada con una pareja de delanteros que se entienden muy bien y que haciendo trabajo en equipo podrían hacer grandes goles. Pero terminó la pretemporada y terminaron las buenas sensaciones.

En lo que va de temporada Alexis ha sufrido dos lesiones y ambas han sido consecuencia de partidos disputados con la Selección de Chile. Después de la destitución de Claudio Borghi como seleccionador del país sudamericano, Tito Vilanova ya mantiene un contacto más estrecho con el nuevo técnico asignado Jorge Sampaoli y mantuvieron una reunión junto con el jugador para tratar de encontrar la mejor manera de ayudar al dorsal 9.

Con Alexis se ha sido muy duro y a decir verdad el pasado domingo ante el Betis hizo un muy buen partido. A pesar de que no entró como titular, la repentina salida de Cesc por lesión hizo que Tito volviera a dibujar su esquema técnico en el que el chileno sí tenía cabida. Al internacional le cayeron golpes, sobre todo del jugador Chica, no por casualidad sino porque estaba haciendo un buen trabajo.

Alexis hace el mismo trabajo que Villa y Pedro, crear espacios para que otros marquen, como es el caso en específico de Messi. En realidad el verdadero problema del chileno es que aún no parece encontrar el equilibrio entre ceder el balón y rematar él mismo.

Si bien, los dos goles que anotó Messi el pasado domingo en el Benito Villamarín, Alexis tuvo mucho que ver, también es cierto que el chileno tuvo la oportunidad de marcar y agrandar más la cuenta goleadora, pero parece que le tiembla un poco la pierna cuando debe rematar y prefiere ceder el balón a Leo, aunque éste no esté situado en la mejor posición.

Alexis tiene todo para destacar en el equipo pero debe reconciliarse con el gol si quiere alejarse de las críticas y permanecer en el club la próxima temporada. Este 2012 ya está prácticamente finiquitado, pero tendrá todavía algunos meses del próximo año para demostrar que se debe quedar o el Barça no dudará en una cesión.

Artículos relacionados