thumbnail Hola,

Messi sacó adelante al Barça ante un gran Betis

Bien se sabía que los de Pepe Mel no serían presa fácil, pero para el delantero argentino los sevillanos no fueron tan resistentes

El Barça de Tito Vilanova sumó su octava victoria consecutiva como visitante en la Liga después de sufrir y vencer con 1-2 a un gran Betis que bien podría haber merecido el empate, pero sus contínuos errores al estrellar en balón en el palo fueron la mala suerte de los de Pep Mel.

Se rompió la maldición del Barça que en 11 encuentros sólo había sacado los tres puntos en una sola ocasión y a pesar de que en la primera parte los azulgranas dominaron de inicio a fin, en la segunda mitad sufrieron mucho más la presión de los verdiblancos que estaban dispuestos a no ceder en puntos.

Lionel Messi superó a Gerd Müller quien ostentaba el récord de 85 dianas en un año natural y el argentino gracias a su doblete dejó el récord del mítico 'Torpedo' por detrás de él. Leo va sumando goles de dos en dos, ante el Betis se anotó su décimoprimer doblete en la temporada, muestra genuina de que se encuentra en uno de sus mejores momentos y por supuesto que lucha por conseguir su cuarto Balón de Oro. Las asistencias fueron de Andrés Iniesta, quien inició jugando como extremo izquierdo, reemplazando a David Villa, pero a los pocos minutos de iniciado el encuentro, el manchego debió regresar a su posición natural, la de interior izquierdo cuando Cesc Fàbregas salía lesionado y Alexis Sánchez, quien no había jugado seis encuentros por lesión, volvía a los terrenos de juego.

Alexis sigue sin demostrar que vale los 40 millones que se pagaron por él, su fortaleza física no se puede esconder, pero su dependencia hacia Messi lo hacen verse apagado. El chileno tuvo más de una oportunidad para rematar, pero esta temporada se le ha visto más como un pasador que como un rematador. La labor de ayudar a Messi se la ha tomado muy en serio y se está olvidando que como delantero, su objetivo es marcar goles cuando al primer toque él tiene la oportunidad de hacerlo.

Gerard Piqué firmó una gran segunda parte y es que el ritmo del Betis se lo exigió así y el canterano respondió como debía. Rubén Castro era la amenaza más concreta para la portería de Valdés, pero entre las maderas y el mismo cancerbero, se encargaron de controlar la situación. Piqué destacó en la primera parte por una dudosa mano que el linier consideró que no era premeditada y en la segunda parte la recuperación de balón del dorsal 3 fue más que importante, sobre todo cuando ya no contaba con su compañero Carles Puyol que había sido sustituido por Mascherano, que por poco terminaba haciendo un autogol, otro más.

A pesar de que el Barça mantuvo el esférico en su posesión un promedio de 69%, los verdiblancos supieron robarle el balón a los culés sobre todo en la segunda mitad. Los béticos quitaron el acostumbrado control del partido a los catalanes y el mérito de los de Tito es aún mayor, porque es fácil ceder y caer cuando se pierde el control. Pero los blaugranas no bajaron los brazos y aunque sufrieron, no dejaron de intentarlo.

Pedro no tuvo la mejor de sus noches y fue sustituido casi al término del encuentro por Thiago Alcántara. Tito buscaba volver a controlar el balón con el centrocampista y Pedro, quien no lograba confeccionar sus mejores jugadas, debió salir a descansar. Poco fue el tiempo que Alcántara estuvo en el césped y tal vez su entrada a los terrenos de juego hubiera ayudado más si hubiera sido más temprano, pero a final de cuentas se logró el cometido.

Rubén Castro anotó el honroso gol de los verdiblancos pero Beñat, Cañas y sobre todo Molina, estaban dispuestos a buscar el gol del empate. Casi lo lograban pero la suerte no les acompañó y un Valdés crecido ayudó. Pero para hablar de porteros, Adrián tuvo una magnífica actuación a pesar de sus dos tantos ante Messi, pero también salvó a su equipo de recibir más y aunque Leo ya lo había batido en dos ocasiones, el cancerbero bético no compró el miedo y en una peligrosa llegada de 'la pulga' que prácticamente cantaba el gol, Adrián abandonó su área para encararse a Leo y salvar el balón.

El Barça sacó los tres puntos, Messi superó a Gerd Müller, a César Rodríguez y a sí mismo, firmando 23 tantos en la primera vuelta del torneo, uno más que su registro de la pasada temporada. Pero sobre todo los azulgranas en conjunto están firmando una gran temporada, cada vez demuestran que su nivel está en claro ascenso, como ya lo debía Tito, con el tiempo se irá viendo al mejor Barcelona.

Artículos relacionados