thumbnail Hola,

Lionel Messi brilla con luz propia y esta noche el Benito Villamarín ha visto cómo el argentino se convirtió en el máximo anotador del mundo en un año natural

En un partido complicado para el Barça pero no para Messi desupués de que el argentino se recuperara rápidamente de la contusión ósea sufrida el pasado miércoles ante el Benfica en el Camp Nou, esta noche el Benito Villamarín del Betis ha visto como Leo se convierte en el gran anotador del año.

Insaciable, voraz y despiadado es Lionel Messi quien esta noche ante el Betis superó a Gerd 'Torpedo' Müller, una leyenda del fútbol que tuvo que esperar 40 años para ver cómo 'la Pulga' se convertía en la nueva arma letal del fútbol moderno.

Los dos goles de Leo ante los béticos hicieron que el rosarino dejara atrás a Müller y ahora con 86 goles en este 2012, Messi es el nuevo máximo anotador en una año natural en toda la historia del fútbol. Müller no lo logró con facilidad, en 1972 cuando militaba en el Bayern de Múnich, el mítico alemán quien ganara el Balón de Oro en 1970 y la Bota de Oro por partida doble en 1970 y 1972, consiguió la friolera de 85 tantos, cuando en esa época los alemanes se disputaban la supremacía del fútbol con el Ajax de Johan Cruyff.

Para Messi tampoco ha sido fácil llegar hasta donde está el día de hoy. Tras ser descubierto por Carles Rexach en Rosario Argentina, ciudad natal de Leo, el ahora multigoleador estuvo a punto de regresarse a su país cuando tras pasar 15 días en la ciudad de Barcelona haciendo pruebas, no veía que el Club apresurara el paso para extenderle un contrato, pero fue el mismo Rexach quien presionó a la directiva azulgrana para que no dejaran marchar al que con apenas unos minutos sobre el césped dejaba ver que era una de las promesas del fútbol mundial.

En Barcelona su paso no fue fácil, su timidez fuera de los terrenos de juego era una parte de su personalidad que quedaba disuelta una vez que el pequeño mediapunta pisaba el césped. Su paso por las categorías inferiores lo hizo destacar mientras se convertía en un jugador más experimentado y también con más centímetros de altura.

Después llegaron los años en los que debutó con el primer equipo y también con la Selección de Argentina, hasta convertirse en el primer capitán de la albiceleste y en el quinto capitán blaugrana. La confianza de ambos equipos dieron la fuerza para que el rosarino alcanzara lo que pocos concebían. Para muchos Leo ya superó a Pelé y a Maradona, pero lo que no está en discusión es que Messi es el rey del fútbol moderno.

Tras dejar atrás esta noche a Müller, el 10 blaugrana con sus 25 años de edad tiene todavía un largo camino por recorrer, más récords que vencer y muchos registros por imponer.

Artículos relacionados