thumbnail Hola,

La simple idea de que una posible ausencia de Leo Messi causa angustia desde la afición hasta al Club. Por suerte el argentino estará en Sevilla

El silencio sepulcral del Camp Nou decía que algo muy malo sucedía a Leo Messi cuando salió en la camilla por un fuerte golpe en la rodilla izquierda. En pocas horas se confirmó que no había nada de qué preocuparse, era sólo un golpe según confirmaban las pruebas médicas hechas al delantero.

Con todo y que se sabía que Leo no debía alejarse de los terrenos de juego, la tranquilidad volvió y más hoy cuando se supo que el rosarino entra en la convocatoria para viajar a Sevilla y que muy probablemente jugará ante el Betis.

En boca de Tito Vilanova, ha dejado claro que el delantero no tiene ningún riesgo para jugar, porque de lo contrario no viajaría rumbo a andalucía, pero que aún queda hasta mañana para evaluar si Messi puede jugar los 90 minutos o sólo una parte del encuentro.

Si se le preguntase a Leo, la respuesta no es difícil de adivinar. El 'Pichichi' argentino querrá ser titular, quiere cerrar con broche de oro este año 2012, superarse a sí mismo e imponer nuevos registros en el fútbol mundial. Pero Tito sabe que no es el mejor momento de bajar los brazos en la Liga, así como tampoco es momento de arriesgar a Messi.

Con cautela, Leo será revisado una vez más mañana durante el viaje y también en el calentamiento previo para conocer sus sensaciones físicas y entonces sí tomar la decisión de cuántos minutos de juego donarle. Si 'la pulga' finalmente no puede jugar, el equipo lo resentirá sin duda y el difícil rival, el Betis, lo celebrará, pero la ausencia del argentino no es garantía para los verdiblancos, que saben que en David Villa hay un gran elemento que les puede hacer daño como ya lo ha hecho en otros años cuando vestía con el Valencia.

Los azulgranas han jugado 19 encuentros sin Messi y en ninguna de estas ocasiones han conocido la derrota. La dependencia del argentino parece más bien una cuestión psicológica, porque aunque un partido sin él pierde agilidad, la realidad es que también los blaugranas saben sacar los resultados sin Leo.

Artículos relacionados