thumbnail Hola,

El centrocampista argentino regresa esta noche a Francia, el país que le vio crecer como jugador de élite

Tino Costa llegó a Valencia sin apenas hacer ruido, pero tras un gran paso previo por Francia, donde se convirtió en la estrella del Montpellier. Tino llegó a Montpellier equipo por aquel entonces de Ligue 2, tras pasar 4 años en equipos de categorias regionales francesas. Tras su primer año, el equipo ascendió a Ligue 1, anotando Costa 8 goles y dando 12 asistencias. Al año siguiente, el equipo clasificó en quinta posición, siendo el argentino el jugador más destacado del equipo, y una de las figuras del campeonato francés. Emigró a Valencia en el verano de 2010 por 6´5 millones de euros.

Partía como teórico suplente, pero las lesiones de Banega le han ido dando sitio en el doble pivote, y ha sido fijo tanto para Emery como para Pellegrino. Dotado de una gran técnica, no es exagerar el decir que tiene uno de los mejores golpeos a balón parado de Europa, un auténtico cañón en su pierna izquierda. Desde que llegó a Valencia ha anotado 13 goles en 72 partidos, sin duda una gran cifra para un mediocentro.

Se prevé que el argentino sea uno de los pilares en los que se sustente el equipo del nuevo técnico, Ernesto Valverde. A su buen trato con el balón, se le une un grandísimo derroche físico, que hace del argentino uno de los jugadores de mayor sacrificio del campeonato. Sin duda, es un jugador muy del perfil que busca el "Txingurri" en esta etapa en la capital del Turia.

Hablamos de un jugador muy completo, al que no le importa pedir el balón y asumir responsabilidad con él. Renovó este pasado verano, después de que se rumorease con su salida meses atrás, debido al interés de varios equipos.

Sus grandes actuaciones han llamado la atención de Alejandro Sabella, quién lo convocó hace poco con la selección argentina para disputar un amistoso con Arabia Saudí.

Artículos relacionados