thumbnail Hola,

El Benfica podrá parecer un mero trámite para los culés pero para cinco de sus jugadores será una buena oportunidad para reafirmarse dentro del club

El Barcelona jugará el último partido de la fase de grupos ante el Benfica y los culés no se juegan nada después de que se clasificaran a los octavos de final como líderes del Grupo G hace dos semanas cuando vencieron al Spartak de Moscú en tierras moscovitas.

Pero para cinco jugadores del equipo este partido representa más que un trámite y es que en esta temporada se han desenvuelto más en el papel de la suplencia que de la titularidad, pero los minutos otorgados por Tito para enfrentar al Benfica servirán para demostrar al técnico que luchan por un mejor espacio.

El caso de David Villa es especial, el máximo goleador de España está relegado a la suplencia, no porque Tito Vilanova no confíe en él, sino que su grave lesión y los ocho meses de baja no son algo fácil de recuperar. Poco a poco Villa está volviendo a ganarse el puesto que le corresponde, aunque no lo hace en un primer plano y el técnico no le está otorgando la titularidad para los encuentros más importantes. El 'Guaje' fue titular y disputó 90 minutos ante el Alavés en la Copa del Rey anotando un doblete y hoy también apunta al once inicial ante el Benfica, con la reserva de ver si jugará todo el partido.

El delantero asturiano tal parece que acabará el primer semestre del año sin tener el protagonismo que él quisiera, pero su paciencia se verá recompensada. Lo más probable es que a partir de enero se empiece a ver más participación del jugador dentro del equipo y de no ser así, deberá sin duda replantearse su futuro.

Thiago Alcántara, el polivalente centrocampista, viene de recuperarse de una lesión que lo mantuvo alejado de los terrenos de juego durante algunas semanas y por el momento es de esos jugadores a los que no se le ve cuál será su futuro. El mayor de los hermanos Alcántara no tiene aún una posición definida y mucho menos un lugar fijo en el equipo, pero sólo los minutos , la confianza y los minutos que pueda darle Tito Vilanova serán los que acomoden al jugador, ya sea dentro o fuera del equipo. Ante el Benfica, el jugador deberá demostrar que puede ser importante, porque estas oportunidades no se deben desaprovechar.

Para Cristian Tello y Martín Montoya este tipo de encuentros sirven para ir cogiendo más confianza. Montoya ha tomado ventaja de las lesiones de Dani Alves y ocupando su lugar en el lateral derecho ha dejado claro que su ascenso al primer equipo esta temporada ha sido un acierto y a pesar de su falta de experiencia, el joven canterano poco a poco ha demostrado que tiene la calidad suficiente para hacerse de la titularidad en muy poco tiempo. Lo mismo para Cristian Tello, el jugador del filial pero considerado del primer equipo y tratado como tal, seguramente será titular ante el Benfica, acompañando a Messi y Villa en el tridente atacante. Se habla de la renovación de su contrato que podría cerrarse antes de que acabe este año, pero Tello deberá cerrar el 2012 dejando aún mejores sensaciones para que no quede duda de que formar parte del primer equipo es algo que se ha ganado a pulso.

Finalmente Jonathan dos Santos es quien quizá tenga mucho más que demostrar. Después de un mal partido ante el Alavés en la pasada jornada de Copa del Rey, el jugador consideró después del encuentro que la falta de minutos se le resienten y ante el Benfica podrá tener números, pero si no toma ventaja de ellos, el técnico azulgrana sin duda dejará abierta la puerta al canterano para que tarde o temprano tome la decisión de abandonar el equipo en busca de más oportunidades fuera de la ciudad condal. Su situación es complicada porque el centro del campo está plagada de grandes jugadores y el menor de los hermanos dos Santos tiene muy pero muy pocas oportunidades y deberá hacer esfuerzos realmente sobresalientes para que el Club considere retenerlo antes de cederlo por una temporada como se plantea ahora.

Artículos relacionados