thumbnail Hola,

El técnico del Barcelona dará descanso a varios de sus jugadores estrellas, sin menospreciar al Benfica pero consciente de que su equipo será competitivo

Tito Vilanova se juega mucho y a la vez se juega poco ante el Benfica este miércoles en el último encuentro de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Con la clasificación en el bolsillo, el Barça no necesariamente necesita sacar los 3 puntos del partido por algo en especial, pero siendo el club más importante del mundo, está obligado a ganar.

El técnico azulgrana está consciente de que al encuentro se le ha catalogado como intrascendente pero para él el partido será importante, sabe que los lisboetas necesitas ganar el encuentro para clasificar y sabe además que por cada encuentro que se gane el club recibirá un dinero.

Los azulgranas se jugarán el honor y es que siendo el número uno de la Liga, no puede quedarse atrás en la competición europea. Con un paso casi perfecto, el conjunto catalán sólo ha perdido un partido en la fase de grupos y fue el Celtic quien le quitó el invicto, pero como bien dijo Messi unos días después "eso no podía volver a pasar".

Tito ha decidido dar descanso a varias de sus estrellas y ha convocado a aquellos que han tenido menos minutos, a excepción de Leo que siempre quiere jugar. La lista la conforman: Valdés, Pinto, Piqué, Puyol, Villa, Messi, Thiago, Jonathan dos Santos, Sergio Busquets, Montoya, Adriano, Song, Sergi Gómez, Deulofeu, Sergi Roberto, Carles Planas, Rafinha y Tello.

El equipo será competitivo como bien dijo el entrenador en rueda de prensa previa al encuentro ante el Benfica y es que el Barça puede presumir de tener un once titular de lujo, pero también un suplente del mismo nivel que puede hacer cara a cualquier reto. Para el de Bellcaire es importante que los jugadores del filial convocados comiencen a acoplarse a las actividades del primer equipo, porque algún dia estarán en ese vestuario y jugarán en el gran Camp Nou, es parte de la educación de los más jóvenes.

El equipo por supuesto estará comandado por David Villa y Lionel Messi en el ataque, mientras que la defensa estará a cargo de Carles Puyol y Piqué, porque con Lima y Cardozo no hay que confiarse, intentarán marcar y sacar los tres puntos.

Este tipo de encuentros que a veces parecen tan intrascendentes, se convierten en tremendas luchas en el terreno de juego, que nadie dude que mañana en el Camp Nou se puede vivir un partido lleno de emociones, la principal será ver cómo Messi puede batir el récord de Gerd Müller y convertirse en el máximo goleador del mundo en un año natural.

Artículos relacionados