thumbnail Hola,

El conjunto culé está empezando a acompañar sus victorias de un gran juego, goleada tras goleada ya lleva 14 partidos imbatido

Parece que este año la liga se está tiñendo cada vez más de un solo color, el blaugrana. El equipo catalán es líder en solitario de la liga BBVA con unos números de récords, ya suma cuarenta puntos en su casillero y aventaja al Atlético de Madrid, su más inmediato perseguidor, en seis puntos.

Pero hay algo mucho más importante para los barcelonistas, el equipo está empezando a recuperar su juego,  y a parecerse al equipo que de la mano de Pep Guardiola maravilló al mundo. A pesar de que los números le avalaban, los inicios de Tito Vilanova en el banquillo del Camp Nou no fueron para nada fáciles. Los resultados nunca abandonaron al equipo, que en Liga aún no conoce la derrota, pero en demasiadas ocasiones pareció haber perdido sus señas de identidad, y sufrió demasiado para sacar los puntos, esto le ocurrió por ejemplo frente al Valencia en el Camp Nou, al que ganaron por un pobre 1-0 ó frente al Sevilla y el Depor a domicilio, donde ganaron el partido en el último minuto.

En la Champions el “Tito team” también generó dudas, venció con muchísimos problemas a los débiles Spartak de Moscú y Celtic de Glasgow en el Camp Nou, y si se impuso con algo más de claridad, al menos en el resultado, en Da Luz frente al Benfica. Precisamente en esta competición, es donde llegó el punto de inflexión para que el equipo recuperara su juego, este momento no fue otro que la derrota ante en Celtic Park, el equipo se conjuró para que esto no volviera a ocurrir y desde entonces a las actuaciones de los blaugranas están siendo espectaculares. Ahora no solo vencen, también convencen.

Una de las claves de esta mejoría, es el regreso de su mejor zaga, con Puyo y Piqué restablecidos de sus lesiones, el Barcelona sufre mucho menos y, sin llegar a estar a su mejor nivel, han frenado la inseguridad defensiva que ofrecía jugando como centrales Adriano o Song.

Ayer se marcaron  una auténtica exhibición de fútbol, baño de juego desde el principio al Athletic de Marcelo Bielsa recuperando los mejores aspectos del Barcelona del triplete, presión arriba, velocidad y toque. Mención aparte merecen Leo Messi y Cesc Fábregas. Sobre el astro argentino cabe poco más que decir, todo está dicho, quizás sea el mejor jugador que muchos ojos han visto, cuando el Barça no ha estado le ha salvado su calidad, ahora cuando el equipo está empezado a recuperar sus señas de identidad, él sigue siendo el estandarte.

En lo que se refiere al “4” de los barcelonistas, el hijo pródigo que regresó hace año y medio a casa está sintiéndose importante este año. Tito le ha encontrado su sitio en el once, y está dando lo mejor de sí, marca goles y reparte juego, sin duda es el falso 9 del Barça, como lo fue de la selección en la Euro 2012.

Todo parece a favor del Barcelona este año, Tito Vilanova ha superado las críticas sobre su juego, la adaptación de los primeros meses al cargo y, sobre todo, ha hecho olvidar la alargada sombra de Pep Guardiola, que para bien o para mal siempre le perseguirá en su etapa como entrenador culé. La liga parece finiquitada, a pesar de que el Madrid ha sido el único equipo capaz de robar puntos a los catalanes este año, la Champions ilusiona. De momento, el mejor inicio en la liga de la historia del Barcelona es la mejor señal de que este equipo ya carbura y tiene hambre de victoria.

Artículos relacionados