thumbnail Hola,

El sindicato mundial de los jugadores (FIFPro) describe la situación del ariete rojiblanco como un "chantaje" por negarse a renovar con el Athletic Club de Bilbao

OPINIÓN

Otro lío extradeportivo más en el Athletic Club de Bilbao. Ahora, FIFPro, sindicato mundial de futbolistas, ha decidido tildar como "chantaje" el trato que está recibiendo Fernando Llorente esta temporada por parte de Marcelo Bielsa y el club tras negarse a renovar el contrato con la entidad.

Según FIFPro, "un creciente número de jugadores están bajo presión para prolongar su contrato" y pone como ejemplo la situación que está viviendo el delantero en el club rojiblanco. "Tiene contrato hasta mediados del 2013. El pasado verano, el jugador riojano no quiso firmar un contrato de renovación. Desde el inicio de la temporada, Marcelo Bielsa ha mantenido el delantero en el banquillo y sólo ha jugado como sustituto", refleja un comunicado colgado en su página web oficial.

Cuando parecía que el mar tornaba a la calma de nuevo por Ibaigane, aparece este comunicado. No sé si en el mejor momento o en el peor, si tendrá trascendencia institucional o no, pero sin duda que no pasará desapercibido entre los hinchas de San Mamés. El entorno con el que convive Llorente no es fácil. Todo el jaleo que le rodea no es el adecuado para que se centre en su trabajo, y el técnico argentino ha optado por otorgarle minutos poco a poco hasta que vuelva a estar al cien por cien.

FIFPro habla de la situación del riojano como un 'castigo' cuando, con los datos en la mano, Marcelo Bielsa puede dar motivos deportivos suficientes para demostrar que no es así. 16 partidos ha jugado esta temporada el delantero campeón del mundo con el Athletic, tres como titular y la mayoría de ellos sustituyendo a Aduriz. El de Rincón de Soto tan sólo ha marcado dos goles (Espanyol y Hapoel Kiryat Shmona). Aritz, sin embargo, ha disputado 18 partidos con el equipo bilbaíno y ha anotado 11 dianas. Con estos datos, el comunicado es una falta de respeto hacia el donostiarra y hacia el Athletic en general.

Ojalá los dirigentes de FIFPro dedicaran más tiempo a defender los intereses de jugadores pertenecientes a clubes modestos que están sin cobrar. Ahí es donde deben de hacer hincapié y no en temas deportivos. Cobrar es un derecho, jugar, un privilegio.

Artículos relacionados