thumbnail Hola,

Cristiano Ronaldo debe ser el Balón de Oro 2012

Aun sin ser el mejor jugador del mundo, sí fue el mejor de este pasado curso tras ganar Liga, ser semifinalista de Champions y Eurocopa y haber marcado 60 goles sólo con el Madrid

Este jueves se daba a conocer la lista con los tres finalistas al premio FIFA Balón de Oro, el que a día de hoy sigue siendo el referente para designar al mejor jugador del mundo año tras año. Y de momento ya se sabe que Cristiano Ronaldo, Leo Messi y Andrés Iniesta son los más votados por especialistas, seleccionadores y jugadores. Una terna excepcional, primorosa, y de la que destaca Ronaldo por encima de los otros dos.

Y es que puede que Cristiano tenga menos fútbol que cualquiera de los otros dos, que no sea tan plástico y estiloso, no tan simpático a la opinión pública, que ni siquiera sea el mejor jugador del mundo, pero hizo más méritos sobre el campo con su equipo y selección que cualquier otro.

No obstante, fue campeón de la Liga española más difícil de todos los tiempos, donde se batieron los récords de puntos y goles, y campeón de la Supercopa ante el todopoderoso Barcelona. Fue semifinalista de la Eurocopa con Portugal, una selección ni mucho menos puntera, tras sobrevivir a un grupo con Holanda y Alemania. Y también fue semifinalista de la Champions League con el Real Madrid, apeado en ambas competiciones sólo en la tanda de penalties. Y en todos estos casos, tanto con su equipo como con su selección, Ronaldo fue determinante para alcanzar semejantes cotas.

Y ahí están sus números. Marcó 60 goles en partido oficial con el Real Madrid sólo en la temporada pasada, batiendo de nuevo en Liga (46) el que era el récord histórico hasta el momento, también en su poder (40). Entró en la historia de la Liga como el único jugador de todos los tiempos que logró marcar a todos y cada uno de los equipos de Primera en un solo campeonato. Participó del trío que entró en la historia como el más goleador del fútbol español, junto a Benzema e Higuaín, superando la marca de Etoo-Henry-Messi.

Y no es ya sólo por la cantidad de goles y de actuaciones destacadas, sino por la importancia y relevancia de sus tantos y de sus partidos. Al contrario de lo que sucedía en temporadas anteriores, mismamente la 2010-11, donde fue Bota de Oro con el Real Madrid habiendo ganado apenas la Copa del Rey. De hecho, en la Eurocopa marcó dos goles en el partido decisivo para clasificarse ante Holanda, y el de la victoria en cuartos de final. Luego en Champions League marcó en feudos como el del Lyon, en Moscú en los octavos de final, o un doblete ante el Bayern en las semifinales. Y ya en Liga ha marcado a todos los equipos de Primera, siendo memorables el gol de espuela ante el Málaga, el de tacón ante el Rayo Vallecano, el hat-trick ante el Atlético en el Calderón o el hat-trick ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán después de perder el Clásico.

Aunque sin ninguna duda, el gol más importante y recordado será el que marcó en el Camp Nou al Barcelona en Liga. Un gol que dio la victoria al Real Madrid (1-2), y media Liga a los blancos, no siendo siquiera el único gol importante que ha marcado al Barcelona en duelo directo en este último curso. De hecho, ha batido el récord de partidos seguidos marcando en un Clásico: siete goles en seis partidos, en los de la Supercopa 2012, en Copa del Rey, pero también en Liga este curso. Síntomas inequívocos de la importancia de Ronaldo en un cambio de ciclo entre Madrid y Barcelona que parecía imposible, de la relevancia del luso en un Real Madrid que la temporada pasada fue quizás el equipo más brillante de todos. O al menos, uno de ellos. Y seguramente Ronaldo no sea siquiera el mejor jugador del mundo, ni tampoco el que más empatía desprende, pero nadie puede presumir de semejante temporada, en la combinación de los logros individuales y colectivos, como Ronaldo de cara a esta edición del Balón de Oro.

Artículos relacionados