thumbnail Hola,

El luso desliza que a lo mejor es el club el que no está “contento con lo que tiene” y emplaza a esperar a final de curso. ¿Se prepara una vía de escape? Alberto Piñero lo analiza

José Mourinho compareció este lunes en rueda de prensa, dejando abierta la puerta a su marcha hasta final de temporada. Después de las muchas informaciones que se han filtrado en la presente semana, era de esperar una comparecencia áspera, con preguntas más enfocadas a la estabilidad institucional del club que al partido de Copa ante el Alcoyano, como así fue. Y al igual que en las dos temporadas anteriores, para responder a las cuestiones sobre su futuro, Mourinho utilizó la fórmula de evadir las responsabilidades hasta final de temporada, el momento “ideal” para hacer las valoraciones.

“Yo soy sólo un empleado, y lo hago lo mejor que puedo, y es el club el que tiene que decidir si está contento con esa línea y con lo que tenemos. Al final de temporada, tranquilos, hacemos la valoración. A lo mejor tú piensas que soy yo el que no estoy contento, y luego quizás es el club el que piensa que no está contento con mi trabajo. Yo estoy aquí, dando todo por el Madrid, es un momento en el que merece la pena esperar al final de temporada para valorar todo lo positivo y negativo hasta el final” espetó el técnico en rueda de prensa, incluyendo una novedad en su discurso: a lo mejor es el Real Madrid el que no está contento con él.

Una zozobra que coincide con las informaciones que se han venido filtrando esta semana en diversos medios de comunicación: que la directiva merengue se ha empezado a cansar de los modos de un José Mourinho que, en rueda de prensa, vino a decir que sus relaciones con el club son iguales que siempre, no quiso valorar si se sentía respaldado por el club, y luego analizó la relación que tenía con el presidente Florentino Pérez, pero únicamente desde el punto de vista personal y no profesional.

“Al final valoraremos todo como personas que tienen una muy muy muy buena relación personal con el presidente, con José Ángel Sánchez, con gente de la directiva, lo digo una vez más. Inmejorable. Luego podemos tener divergencias en decisiones… es la vida. Hasta en el club donde yo me he marchado en mitad de temporada, he continuado teniendo una relación inmejorable con los directivos. Y eso es lo más importante. Y aquí en el Real Madrid también es fantástica. Final de temporada, nos sentamos, valoramos y como gente que se quiere, todo será muchísimo más fácil” explicaba José Mourinho en la sala de prensa de Valdebebas, sin terminar de desmentir contundentemente las informaciones que hablaban de disfunciones entre directiva y cuerpo técnico. Más bien todo lo contrario.

Algo que por otra parte no deja de ser un movimiento estratégicamente ideal para José Mourinho. Y es que, poniendo el foco sobre el presidente blanco, se quita presión de cara a una hipotética salida este próximo verano. “El responsable será él” parece querer decir el de Setúbal. De lo que se desprende no sólo que puede ser totalmente cierto que los hay en el Real Madrid que empiezan a estar cansados de Mourinho, sino que ante esta situación, el técnico portugués podría estar buscando ya una vía de escape de cara al próximo mes de junio.

Artículos relacionados