thumbnail Hola,

La destitución del seleccionador pone fin a un triste ciclo futbolístico para la pentacampeona del mundo, que afronta con ilusión la condición de anfitriona del Mundial 2014

OPINIÓN

Dicen que muerto el perro se acabó la rabia. La destitución de Mano Menezes al frente de la selección brasileña abre una época de esperanza para la pentacampeona del mundo, que acumula fracasos en los últimos años y se aferrará a su condición de anfitriona tanto en la Copa Confederaciones 2013 como en el Mundial 2014.

Fue precisamente la Copa Confederaciones del año 2009 el único paréntesis que se ha permitido la 'canarinha' en este último lustro de decepciones varias, en las que ha estado sumida en una irreparable cuesta abajo. La victoria frente a los Estados Unidos en Sudáfrica no fue más que un oasis en el desierto de títulos que arrastra Brasil.

Desde la Copa América de 2007, el último gran éxito de la verde-amarelha, los fracasos se sucedieron en las citas más importantes: la eliminación en el Mundial 2010 en los cuartos de final a manos de Holanda, que supuso la destitución de Dunga y consiguiente contratación de Mano Menezes; el estrepitoso tropiezo en la Copa América de 2011 y la derrota en la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 frente a México.

En estos casi 30 meses al frente del combinado brasileño, Menezes ha sido incapaz de dotar a su equipo de un estilo propio, de identidad, de conformar un grupo sólido y ganador. Hasta 102 futbolistas han sido llamados a filas en este periodo. Sí, sí, habéis leído bien: ¡102 jugadores! 13 porteros, 33 defensas, 41 centrocampistas y 15 delanteros.

Cuando restan menos de dos años para que Brasil acoja la gran cita mundialista, la generación comandada por los Neymar, Thiago Silva o Marcelo aspira a convertirse en el rival a batir. La condición de anfitriona les otorga si cabe un mayor favoritismo que deberán refrendar frente a otras potencias como Argentina, Alemania y, cómo no, España. Sin Mano Menezes, Brasil vuelve a ser una amenaza.

Artículos relacionados