thumbnail Hola,

El guardameta se exhibió en un partido de máximas exigencias, mientras que el croata se destapó como lo buen mediapunta que es. La suplencia de Raphael Varane, también a juicio

El Real Madrid ha cosechado un empate en el Etihad Stadium ante el Manchester City que deja un sabor agridulce en el madridismo. Y es que por una parte el Real Madrid se clasifica a octavos de final. Pero por otro lado, lo hace ya matemáticamente como segundo de grupo, y tras un partido en el que pudo haber goleado a los citizens, y acabó pidiendo la hora. Y eso gracias a la actuación magnífica de Iker Casillas. Que si no, quizás la historia hubiera sido diferente. La actuación del cancerbero, entre las reflexiones que se pueden extraer de este partido:


1. ESTE MADRID NO ESTÁ PARA LA DÉCIMA
Es cierto que el grupo del Real Madrid era muy complicado, y que los títulos se ganan en mayo. Pero después de tres meses de competición y finiquitada la fase de grupos de la Champions, el equipo blanco aún no ha exhibido el nivel que se puede esperar de un candidato al título de Copa de Europa. Y seguramente este empate contra el Manchester City quedará camuflado por la expulsión de Arbeloa, pero es que desde el minuto 25 de partido, el Real Madrid se dejó llevar sin crear ningún peligro a Joe Hart. Y no es sólo este partido. Entre los cuatro partidos ante Borussia Dortmund y Manchester City sólo ganó uno, y en el último minuto. En el resto cosechó dos empates (uno también a última hora), y otra derrota en el Westfalenstadion. A lo que hay que sumar los tropiezos ante Valencia, Sevilla, y Getafe. Demasiados puntos negros en apenas tres meses como para que sean casualidad.




2. CASILLAS REPLICA A TODOS LOS CRÍTICOS CON PARADAS
Empezó la temporada más que discutido. No por los analistas futbolísticos, sino por sus propios aficionados. Y conforme ha ido avanzando la temporada, Casillas ha terminado respondiendo con paradas a todos los que le criticaban. De hecho, a día de hoy es el Zamora de la Liga, y ante el Manchester City le hizo una parada al Kun Aguero memorable, despejando con el pecho un tiro a bocajarro desde el área pequeña. Que Casillas no comenzó bien era evidente, que le quisieron enterrar antes de tiempo, también.




3. MODRIC DEMUESTRA LO BUENO QUE ES... EN SU POSICIÓN
Una de las grandes sorpresas en la alineación del Real Madrid en Manchester fue la presencia de Luka Modric como titular. Y más concretamente, como mediapunta, después de que hubiera tenido que jugar de mediocentro en los últimos partidos. Una posición donde el croata se desenvolvió con la soltura que seguramente convenciera a los dirigentes del Real Madrid para realizar semejante desembolso con su fichaje. Cada vez quedan menos dudas de que Modric es un magnífico futbolista, como también de que su  posición no es la de mediocentro. José Mourinho ya perjudicó la incursión de Coentrao en el Real Madrid situándole como mediocentro en sus primeros partidos, y mal haría el técnico en repetir experiencia con Modric.




4. MOU DEJA A VARANE EN EL BANQUILLO CONTRADICIÉNDOSE
Vayámonos dos meses atrás. Concretamente al partido entre Real Madrid y Manchester City en el Santiago Bernabéu. Aquél en el que José Mourinho optó por un trivote en la medular y por una defensa con Raphael Varane como central titular en detrimento de un Sergio Ramos que tuvo que ver el choque desde el banquillo cuando venía siendo titular indiscutible en el centro de la zaga. Hasta ese momento, Varane ni siquiera había sido titular en la presente campaña, pero el entrenador del Real Madrid quiso justificarse: "Ramos no ha jugado porque el entrenador lo ha considerado así. Quiero dejar claro, por los expertos en inventar, que hay cero problemas disciplinares. Varane y Pepe daban más condiciones para jugar un buen partido ante el Manchester City". Volvamos al presente, al partido de este miércoles en el Etihad Stadium, donde Varane fue suplente cuando se suponía que era el defensa ideal para ese tipo de rivales. ¿Qué ha pasado? ¿Quizás es que el francés ha perdido parte de las condiciones que tenía entonces? ¿O que el de Camas ha ganado algunas de las que adolecía cuando llegó el partido en el Santiago Bernabéu? ¿O quizás es que el entrenador del Real Madrid ocultó entonces que castigó a Ramos en aquel partido aun sabiendo que era el mejor preparado? Después de ver la alineación en el Etihad Stadium, no me queda ninguna duda.





5. EL REAL MADRID NO SE PUEDE ESCONDER TRAS ROCCHI
Dejemos el señorío a un lado, y todas las demagogas proclamas de valores que se le exigen al Real Madrid pero no a otros equipos, cuando se trata de hablar de arbitraje. Al Real Madrid le perjudicaron en el Etihad Stadium con un penalti y una expulsión que no eran tales, y cualquier miembro de la expedición merengue está en su derecho de quejarse por el papel concreto del colegiado de este miércoles, siempre que lo haga con la educación y corrección que le corresponde por su estatus. Ahora, esto no puede servir para esconder una realidad: que desde el minuto 25 el Real Madrid se dejó llevar y no volvió a crear una ocasión de gol después de haber demostrado capacidad para haberle metido cinco goles al Manchester City en el primer cuarto de partido. Y la mejor muestra, que Casillas sacó un balón sobre la línea tras un disparo a bocajarro de Aguero apenas unos minutos antes de la acción del penalti. Ahora seguro que se hablará de las declaraciones de José Mourinho, de que si la expulsión condicionó el partido, y de que arbitrajes como éstos demuestran el irregular lobby que hace el Real Madrid con la UEFA. Pero del verdadero y auténtico problema no se hablará, que el Real Madrid perdió el control de un partido cuando tenía ya la pistola en la boca de su rival.

Artículos relacionados