thumbnail Hola,

El técnico le hizo un guiño a la Premier League hablando de su futuro, evitando responder a si cumpliría su contrato con el Real Madrid. Alberto Piñero lo analiza

Compareció José Mourinho en rueda de prensa este martes desde el mismo Etihad Stadium donde este miércoles tendrá que jugar su Real Madrid contra el Manchester City, y a pesar de que apenas hay 1500 kilómetros de distancia entre Manchester y Madrid, el técnico de Setúbal rara vez pareció más distanciado del madridismo. Pues respuesta tras respuesta se acercaba más a lo que diría un representante de la Premier League que a un entrenador del Real Madrid, sembrando incluso cierta zozobra sobre su futuro.

La primera pregunta que le formularon al técnico de Setúbal fue sobre su regreso a Inglaterra, país donde ya deslumbró con su Chelsea: “Tenía ganas de regresar aquí. Nunca escondo mis sentimientos, incluso cuando eso hiere los sentimientos de algunos. Siempre dije lo mucho que admiro Inglaterra, y me gusta venir. Siempre hay rivales y partidos difíciles, un ambiente fuerte, pero me gusta, lo disfruto” fue la respuesta del técnico.

Para después responder así a la pregunta sobre las diferencias entre la liga inglesa y la española: “La Liga es la Liga, la Serie A es la Serie A  y la Premier es la Premier. Todas son distintas. En la Liga hay tres equipos que están arriba, que sacan muchos puntos al cuarto, y que serán más todavía. Y en la Premier hay cuatro equipos ahí arriba, que serán más porque seguro que Tottenham y Arsenal se engancharán. Es más igualada. Hay diferencias en la cultura, la tradición, el estilo, la prensa. Es todo”. Hasta aquí todo más o menos normal, incluso reiterativo con una pregunta que ya le habían formulado otras veces, sin embargo el técnico merengue sorprendió con una coletilla final por la que nadie le había preguntado: “Yo tuve la suerte de estar en Inglaterra, Portugal, Italia y España y siempre se aprende de estas experiencias, que te hacen mejor cada una de ellas. Y cuando has recopilado todas estas experiencias, sólo queda valorar para el futuro, tomar la elección de donde mejor estás”.

¿Sólo queda “valorar para el futuro”? ¿Pero quién le había preguntado por el futuro? Dicen que José Mourinho es un técnico con una capacidad inusual de controlar la escena y los mensajes en los actos públicos, y después de algo más de dos temporadas en el Real Madrid, todos en España ya lo saben, con lo que no parece un mensaje lanzado a la ligera, algo casual.

Tal es así que el periodista de la Cadena SER desplazado a Manchester le preguntó poco después al respecto. Concretamente por si cumpliría su contrato con el Real Madrid, vigente hasta 2016. La respuesta, vaga, ambigua, definitivamente descolocadora: “Mañana hay un partido de Champions, que es lo importante, y no hablar de mí. Son ya varias preguntas sobre mí y quiero hablar del partido” le espetó al periodista español.

Curiosamente, había respondido a todos los periodistas ingleses presentes en la sala de prensa con una extensión y profundidad inusual en José Mourinho, pero cuando le preguntó por su futuro uno de los periodistas españoles que cubre habitualmente al Real Madrid, regateó la respuesta. ¿Tanto mal hacía al equipo en su partido para mañana decir que por supuesto que cumpliría su contrato que no fue capaz de contestarlo después de hablar de su futuro y de la Premier League como para no contestar a la pregunta? ¿Tan bien le tratan, o le trataron, los medios ingleses con respecto a los españoles, los que escuchan la mayoría de los aficionados blancos, como para extenderse con ellos y luego responder casi con monosílabos a los que habitualmente le siguen en la actualidad?

Sea como fuere, la imagen que dejó el entrenador madridista en la sala de prensa del Etihad Stadium fue la de un distanciamiento brutal con respecto al fútbol español, a la Liga española (dijo alegrarse de que no le nombraran como mejor entrenador), e incluso al propio Real Madrid. Ahora seguramente, la interpretación oficiosa a la rueda de prensa será, como dijo el propio técnico nada más comenzar su comparecencia, que José Mourinho “nunca esconde sus sentimientos aun cuando pueda herir sentimientos”. Tan seguro como que si es otro entrenador el que le hace un guiño a la Premier League hablando de su futuro, justo desde la sala de prensa de uno de los equipos que le pretenden fichar, se hablaría de traición al club merengue. Pero claro, eso no sucederá en este caso.

Artículos relacionados