thumbnail Hola,

Un nuevo rumor de problemas entre ambos delanteros vuelve a intentar desestabilizar al vestuario azulgrana. Rumor absurdo y sin fundamentos

Las teorías conspirativas que hablan de una ruptura en el vestuario azulgrana, protagonizado por David Villa y Leo Messi, han vuelto a cobrar fuerza después del encuentro del Celtic ante el Barça en la Champions League.

Nadie lo notó, pero algunos medios anti-Barça afirmaron que ambos jugadores cruzaron unas peligrosas miradas en el encuentro y que éstas hablan de la mala relación entre ambos jugadores. Incluso algunos afirman que el asturiano podría salir del equipo el próximo verano tras una petición de Leo al club.

Si hoy se les volviera a preguntar a ambos jugadores cómo es su relación, dirían que no tienen ningún problema y que las discusiones en el césped son parte del juego. Ni David Villa está pensando en buscarse la vida lejos de Barcelona ni Lionel Messi ha pedido que su compañero abandone el club.

Desde hace tiempo se dice que el argentino manda en el vestuario y que incluso decide cuando quiere jugar y cuando no, además también se ha inventado que otros jugadores como Ibrahimovic salieron del equipo a petición del rosarino.

Podemos estar seguros que quienes intentan desestabilizar al Barcelona con rumores lo seguirán haciendo durante toda la temporada 2012-13. Es curioso que no se mencionen otros reproches que se dan en el juego y que son protagonizados por otros jugadores. Quien no haya visto nunca a Carles Puyol o a Xavi Hernández reprendiendo algo a un compañero, aún no ha visto mucho fútbol.

David Villa ha vuelto a renacer después de su grave lesión y ha iniciado una gran temporada. Aún cuando el 'Guaje' no ha disputado los minutos que él quisiera debido a que Tito Vilanova lo está dosificando para ayudarlo en su recuperación, el delantero ha anotado 6 goles en 7 partidos, un registro que lo hace el segundo goleador del equipo azulgrana por detrás de Messi.

La mancuerna formada por Villa y Messi está dando resultados y los seguirá dando a lo largo de la temporada y conforme pase el tiempo será aún mejor. El asturiano recuperará su mejor forma, volverá a jugar 90 minutos y mientras tanto Leo también alcanzará su mejor nivel... algo que no le conviene al eterno rival.

Artículos relacionados