thumbnail Hola,

El delantero portugués fue el autor de los dos goles locales, sin embargo fue la inoperancia colchonera en ataque lo que propició el fin a la triunfal racha europea

El Atlético de Madrid se reencontró con la derrota en el Viejo Continente tras un sinfín de resultados positivos que lo hicieron campeón de la pasada edición de la Europa League y lo ha mantenido como uno de los grandes favoritos para volver a alzarse con el prestigioso torneo este año. Y es que el partido de anoche en Coimbra es de lo peor que se le recuerda al conjunto del 'Cholo' Simeone en bastante tiempo. A continuación damos las claves.

1. WILSON EDUARDO


Sería injusto no abrir el artículo con el protagonista indiscutible de la noche. No es una figura ni juega en un equipo de relumbrón, pero Wilson Eduardo, portugués de 22 años formado en las categorías inferiores del Sporting de Lisboa, fue el autor de los dos goles de la victoria de 'los estudiantes'. Fue el más listo de la clase al mandar al fondo de las redes el balón tras un fallo de la defensa colchonera, y luego marcó de penalty el gol de la tranquilidad. Es joven, pero ya ha tenido su noche de gloria en Europa. Querrá más.



2. FALTA DE INTENSIDAD ATLÉTICA

A buen seguro Diego Simeone no llegó contento a los vestuarios tras la derrota. Y es que su equipo perdió una de las armas que más lo han caracterizado en los últimos tiempos y que se antoja fundamental para un equipo ganador como pretende ser: la intensidad. Si bien a los suplentes rojiblancos no se les puede exigir la eficacia y buen hacer de los Falcao, Turan y compañía, sí que se les debe reclamar que corran, como mínimo, lo mismo. Y eso ayer se echó en falta. Eso, unido a la inoperancia en ataque, es equivalente a la segunda derrota de la semana.



3. LOS PORTUGUESES SUPIERON ESPERAR

No es que fuera un partido de ensueño el del equipo luso, pero sí efectivo. Los jugadores de Pedro Emanuel supieron esperar al Atlético de Madrid en su campo para salir a la contra y crearles peligro. Y así fue. Aprovecharon un fallo de Silvio para hacer el 1-0, se echaron atrás y sólo tuvieron que esperar otro error, esta vez de Pulido, para forzar un penalty y mandarlo al fondo de las redes. Las ocasiones no les sobraron, pero la Académica tampoco sufrió en defensa.



4. SILVIO NO ESTÁ PARA EL ATLETI

El lateral derecho portugués se queda sin sitio en este Atlético de Madrid ganador. Si la UEFA Europa League tenía que convertirse en un escaparate para los que menos minutos disputan en liga, en el caso de Silvio es un escaparate sucio, casi opaco. En Coimbra hizo aguas por su banda y un error suyo propició el primer gol de Wilson Eduardo para la Académica. Despuntó en el Sporting de Braga, donde llegó incluso a una final europea, sin embargo, la camiseta rojiblanca del Atleti le queda grande.



5. FIN A LA RACHA TRIUNFAL

Como cualquier estadística, algún día tenía que llegar el final de la magnífica e histórica racha de 16 victorias consecutivas del Atlético de Madrid en Europa. Y así fue en Coimbra. Quizás ya le llegaba incluso a pesar en demasía a los hombres de Diego Simenoe ese número. Además, la derrota llega sólo unos días después del partido de Valencia, en el que también perdieron por dos goles a cero. De esta forma, los colchoneros vuelven a bajar a la vida terrenal despertando del sueño en el que estaban sumidos. Ahora que no bajen la guardia.

Artículos relacionados