thumbnail Hola,

De trece partidos con el equipo blanco ha jugado en siete en ese puesto. Ante el Borussia Dortmund José Mourinho le sustituyó en el descanso

El Real Madrid empató este martes ante el Borussia Dortmund en un partido que el equipo blanco igualó en la última jugada con un gol de falta de Mesut Ozil. Un tanto que llevó la euforia al madridismo y permitió dejar intactas las opciones de clasificación, pero que en el fondo no hace otra cosa sino camuflar lo que, globalmente, fue un partido flojo de los pupilos de José Mourinho. Especialmente en la primera parte, donde la dupla Xabi Alonso-Modric no funcionó en el centro del campo. Hasta el punto de que el técnico merengue decidió dar entrada a Michael Essien por el croata durante el descanso, y con el ghanés en la medular, el Real Madrid mejoró.

No era el primer partido que jugaba Modric como mediocentro, ni en el Real Madrid ni en el Tottenham. Sin embargo, tampoco es el primer partido estando en el equipo blanco en que su labor en ese puesto no termina de convencer a aficionados y especialistas, siendo éste el exponente más claro, eso sí. De hecho, y pese a que desde algunos sectores se vendió el fichaje de Modric como un refuerzo para el centro del campo además de para el puesto de mediapunta por su polivalencia, son ya muchas las voces que reniegan de las cualidades del croata para jugar de mediocentro.

Y sirva el partido ante el Borussia como el referente más cercano y el más claro, con un Modric que por momentos parecía perdido por el campo, ya fuera con la posesión a favor o en contra, provocando así el descontrol en su propio equipo y que Xabi Alonso tuviera que redoblar sus esfuerzos para llegar a donde no llegaba su compañero. De hecho, en el esquema que facilita la UEFA sobre las zonas del campo que ocupa cada jugador, se puede observar claramente cómo, ante el Borussia, Modric (círculo 19) ocupó exactamente el mismo espacio que Xabi Alonso (círculo 14). Siendo aún más destacado este aturdimiento si se compara con los movimientos de Essien (círculo 15) en la segunda parte.



*Real Madrid en el campo de la izquierda, atacando hacia la derecha. Borussia Dortmund, viceversa


Asimismo, no se trata sólo de la colocación en el rectángulo. En el partido en Dortmund, el segundo gol alemán llegó de un robo de balón a Modric en campo propio, y a pesar de eso, al croata se le siguen viendo esos mismos movimientos, casi más propios de un mediapunta que de un mediocentro. Algo por lo que  José Mourinho fue preguntado al respecto en rueda de prensa, regateando la pregunta. Conocida la calidad del croata, quién sabe si necesita tiempo para adaptarse al sistema del Real Madrid, a la Liga española, o simplemente a una posición que no es la suya propiamente. Pero lo cierto es que hay ya aficionados que no terminan de verlo. No lo vieron ante el Borussia, pero tampoco ante el Zaragoza hace cinco días, en una situación que recuerda de alguna manera a la de Fabio Coentrao, que también comenzó su periplo en el Real Madrid de mediocentro, en un puesto que no era el suyo.

Entonces fue por la lesión de Sami Khedira, y en el caso del croata, esta vez se ha unido la lesión del alemán a la ausencia de laterales, con Michael Essien teniendo que ejercer de lateral izquierdo en algunos partidos por deseo expreso de José Mourinho. Pero más allá de las circunstancias, y por lo que ha explicado el propio técnico merengue públicamente, este baile de posiciones con Modric no es únicamente algo sólo temporal como fue el caso de Coentrao.

Y de hecho, en sus primeros trece partidos con el Real Madrid, Luka Modric lleva jugados más partidos como mediocentro que como mediapunta: siete, que podrían ser ocho si se entiende como tal el encuentro ante el Manchester City, donde salió del banquillo para jugar en la segunda línea de un 4-3-3.  Y de esos ocho, cinco fueron como titular, ante Deportivo, Celta, Mallorca, Zaragoza y Borussia Dortmund. Jugando además con todos los compañeros posibles, ya fuera Xabi, Essien o Khedira. Pero ni con unos ni ante otros parece que Luka Modric haya terminado de encontrar su sitio en esa demarcación. Al menos hasta el momento.


Artículos relacionados